Sábado, 22 Agosto 2009 03:09

Cartas desde mi búnker. Carta número tres.

Escrito por  Publicado en Cartas desde mi Búnker

solitarioRecojo el testigo de mi anterior carta, dejando claro que soy lo suficientemente normal como para que me duelan las cosas. Quizás no sea el mismo tipo de cosas que importan ahí fuera, pero si leo mi currículum vital mientras fuí un ser social, no lo entiendo ni yo. Quizás me perdí a mi mismo.

Y quizás este perderme fue fruto y resultado de lo que en realidad soy, de lo que dicen que soy, de lo que tengo que ser o tendría que haber sido, de lo que unos y otros esperaban de mí, y esperan de cada uno de nosotros... De lo que ves, de lo que eres, de lo que tu mente cree que eres, de lo que tu mente cree que ves, de lo que se supone que debemos ser para ser aceptados.

Es muy difícil entender cómo hay que vivir ahí afuera, pues a todo lo citado tenemos que añadirle lo que dicen que hacen y que no siempre se corresponde con lo que en realidad hacen (de eso te enteras cuando vas creciendo), los modelos que impone la sociedad, la cultura, la educación y la família en la que te críes, lo que te venden como correcto, etc... Y la verdad, encontrar la justa medida en relación con lo que realmente quieres y eres, era agotador para mí. Acaba por no coincidirte nada, ni tan siquiera tu momento vital con el mundial. Estoy feliz y hay guerra, es fin de año y me siento deprimido, y un largo etcétera de ocasiones.

Tan agotador como esas ganas de gustar e impostarse que tiene la gente. Una actitud extrañísima, en busca de afecto. Lo resumieron los Beatles en una sola frase: "All you need is love". Genial. A eso se reduce todo. El ser humano, todo lo que hace, lo hace para que lo quieran, o lo admiren. Sí, aunque sea comprarse el coche más caro, aunque sea ascender en una empresa. Nada tiene sentido.

Veía a las personas impostarse, disfrazarse, ser cualquier cosa menos ellas mismas. Esas ganas de gustar a todo el mundo, esa mala costumbre de querer adaptarse al entorno en el que estaban en lugar de ser ellos mismos y que se adapte quien quiera. Esa manía de no querer caer mal, de no aguantar ni una sola crítica, cuando está claro que por muchos esfuerzos que hagas, serás blanco de las críticas de muchos, por múltiples razones más o menos obvias...

Optar por este encierro vital en mi búnker es renunciar a todo ese maremágnum en el que tanto tiempo perdemos, intentando gustar a la mayoría. Y tardas años en darte cuenta, pierdes tanto tiempo de tu vida en ello, que algunos incluso pierden toda la vida en el empeño. Y seguro que si volviéramos a nacer, volveríamos a intentar gustar a todos.

Desde muy pronto opté por ser yo mismo, porque creo que yo que no hay una manera más real de que te quieran, que siendo tú mismo. Porque te querrán a tí, y no al espejismo de tí. Siempre intenté comunicar esta idea, sin éxito. Pero me parece de lo más lógico. Aunque solo le gustes a una persona, o a dos, pero esas personas, siendo tú mismo, te querrán, seguro, a tí. 

Es verdad que siendo uno mismo rara vez dejas indiferentes, como cierto es que si siempre dices las cosas tal cual las piensas, tu círculo se irá estrechando y te volverás más solitario e introspectivo. Pero todo eso habla mal del conjunto de seres humanos, no de tí. Eso es lo que me decía a mí mismo, y sigo convencido de ello.

Y aquí estoy, solitario, sin alguien que me diga lo que no necesito oír, sin estar en el punto de mira de quienes me importa muy poco estar.  Mi única compañera es la mundialmente temida soledad, pero no veais lo descansado que ando, lo tranquilo que me siento, y la paz en la que estoy. Impagable.

 

 

Comentarios (4)
  • Trajano
    Jaja que bueno miliohhh. Podemos inventarnos un ahistoria alternativa porque la oficial tampoco es que sea muy fiable...No te preocupes, solo que pintaba muy bien y hubiese estado un buen punto tenerlo.
    Gracias por la respuesta, y ya de paso aprovecho para decir que bunkeriano sigue con nosotros pero nos ha neviado el texto a publicar ya en el estreno del nuevo formato de la web, que será el lunes próximo
  • miliohhh
    hola trajano. Siento no poder pasarte el texto, por lo menos de momento, porque el libro en cuestion es un poquito denso... y me llevaría un tiempo encontrarlo. De todas formas, le echaré un vistazo a ver si tengo suerte y doy con la tecla (por cierto, ¿de dónde vendrá este dicho?... "dar con la tecla". ¿Jugamos a inventarnos la historia nosotros? ... pues yo se de buena tinta... que en el siglo XIX, en Pernambuco, existía un laboratorio militar inglés que se dedicaba a desarrollar un tipo de goma que era creada con latex extraido de los arboles tropicales de aquella zona y que revolucionaría la seguridad en las relaciones sexuales. Bueno, pues un militar un tanto ortodoxo y capillita, mandó un telegrama al Papa León XIII a escondidas de su batallón, narrandole la aberrante misión en la que estaban enfrascados. El cura se puso de tan mal humor cuando le leyeron el telegrama que para calmar su ira (el vaticano era accionista mayoritario de un laboratorio farmaceutico que elaboraba el unico medicamento para combatir las enfermedades de transmision sexual) trincó a un secretario por el pescue y le dio tal puñetazo que salió éste ultimo rodando escaleras abajo con la suerte de romper un par de escalones y poder hallar tras ellos los restos óseos de la mano de Santa Tecla, patrona de Tarragona. Este descubrimiento le reportó muchisimo dinero a la inglesia y se pusieron muy contentos. Desde ese día, cuando alguien quiere encontrar la solucion a algun problema tiene que "dar con la tecla".-
  • Trajano
    Bienvenido de nuevo, Miliohh. Le mandaremos tu comentario a bunkeriano, porque en principio no lee comentarios.
    Por otro lado, me gustaría que me enviaras el texto de Tolstoi sobre la Historia. Que la historia es mentira, es algo que sostengo desde niño, y todo el mundo me contradice, a pesar de los multiples ejemplos que siempre enumero y demuestro.
    Soy un perseguidor de las mentiras de la Historia hasta tal punto que me gustaría crear una seccion sobre ello. Así que si puedes enviarme el texto, lo publicaríamos en portada, porque parece que a los seres humanos alguien de "confianza" tiene que explicarles las cosas, si no eres una firma conocida, parece que ni puto caso.
    Y por cierto, al bunker me vengo yo y creo que unos cuantos más. El brujo, Lara y no sé si alguno más...Pero seríamos varios.

    Ya no sería un bunker, verdad?
    La distancia no creo que sea definitiva ni para este ni para muchos temas.
    Un placer leerte, seas quien seas.
  • Miliohhh
    Si yo tengo parecidas convicciones... si no nos conocemos de nada pero a pesar de la distancia compartimos sensaciones y sentimientos... ¿querrá decir que pertenecemos al mismo patrón de ser humano?
    ¿Somos así por naturaleza o el gran cataclismo humano ha creado esta bifurcación?
    ¿Qué tanto por ciento somos? ¿Podríamos vivir en comunidad o ni nosotros mismos seríamos capaces de aguantarnos, de no hacernos daños, de no ser auténticos?

    Me faltan conocimientos reales para poder valorar cómo es el ser humano. De la historia no podemos sacar conclusiones reales. Así que no puedo saber si el ser humano se está volviendo tan desagradable por culpa del capitalismo o es que ha sido así toda la vida. La historia me la dejé de creer cuando Tolstoi me abrió los ojos. La historia la han comprado los vanidosos ¿En qué historiador se puede confiar?, ¿en el historiador que pagó Napoleón para que nos contara que las batallas la ganaba él, y no los millones de elementos infinitamente pequeños que guían y componen la masa? ¿O en los historiadores españoles de todas las épocas, que eran compañeros de piso de los mismos reyes? ¿O en los de los romanos, griegos o moros que seguro que por escribir su nombre en minúscula ya les cortaban el cuello? Si es ahora, joder! en la “época de la libertad de prensa”… y me cago en la puta la libertad de prensa que existe. Libertad de comerle la polla al que yo quiera...

    Pues nada, me ha tocado vivir en la época del imperio americano, con su capitalismo inhumano y toda la morralla terrorista (terroristas en general), y por eso todas mis defecaciones y sustancias toxicas que sea capaz de producir mi organismo se las mando enteritas para ellos. Y haciendomelas ahora de Nostradamus… al imperio yanki le queda un telediario. Cuidadito que llegan los chinos. No se que será peor. Ve haciendome un sitio bunkeriano que me piro contigo en breve.

    “La más segura cura para la vanidad es la soledad”.
    Thomas C. Wolfe

Escribir comentario

  • Cartas desde mi Búnker
  • Carta terera
  • Escritura cartas
  • Bunkeriano
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios