Publicidad
Lunes, 03 Abril 2017 14:56

CEC entrevista a David Peris, "MR SÍ", tras habernos seducido con su disco “11 canciones en cuarto menguante”

Escrito por  Publicado en Entrevistas CEC Música

David Peris, cantante de “Mr. Si”, es alguien que disfruta con lo que hace y que aporta una visión sobre el mundo de los talent shows y la escena musical de este país francamente muy interesantes.

Le hemos robado tiempo para que el lector pueda disfrutar del suyo leyendo/conociendo un poco más a este músico al que le auguramos un futuro musical más que interesante...

CEC: El nombre del disco “11 canciones en cuarto menguante”, ya recomendado por CEC Música... ¿Tiene algún mensaje para vosotros, algún sentido, o simplemente pensasteis que sonaba bien y que era pegadizo?

DP: Bueno, quería una frase que tuviera algo que ver con todas las canciones a la vez y lo único que encontré es que compongo por la noche siempre. También era un juego de palabras sobre el hecho de que, cuando estás componiendo, el sitio en el que estás se hace más pequeño. Y el cuarto mengua sólo por la noche... Entonces era todo un poco complicado (RISAS). No creo que nadie lo entendiera.

CEC: He hecho una primera escucha y, básicamente, lo que veo es un disco de música rock al que habéis metido tres temas más lentos, más pausados, que bajan un poco la intensidad del resto del trabajo.  ¿Dónde os sentíis más cómodos? ¿En lo que es dar caña en los temas, más rapidillos o en esos temas más intimistas en que hay más teclado, más silencio, donde tu voz, por decirlo de alguna manera, destaca más? ¿En qué punto os sentís más cómodos, tanto componiendo como tocando en público?

DP: Para la voz, quizás me siento más cómodo en un tempo más lento, porque puedes ir más para atrás y más hacia adelante. Pero qué duda cabe de que, en directo, con los temas rápidos la gente se divierte más. Y cuando la gente se divierte, pues tú también te diviertes más. La verdad es que todo tiene su gracia. No tengo preferencias.

CEC: Lo que he visto es que no utilizáis mensajes o frases demasiado poéticas. Un lenguaje bastante sencillo y, a nivel instrumental, tampoco buscáis momentos épicos. Por ejemplo, cerrar una canción con dos-tres minutos simplemente de instrumentos. ¿Esto es una seña de identidad vuestra?

DP: Puede ser. Yo creo que una gran influencia tanto para mí como para Raúl, el productor del disco y demás, fueron grupos como Los Beatles que, de alguna manera, inventaron la formula de estrofa-punto-estribillo, estrofa-punto-estribillo y nos vamos, ¿no?

Y en cuanto a las letras, sí que supongo que tiene más que ver mi manera de escribir, en que antes que la letra va la melodía. Cuando tú escribes primero una letra y luego la intentas meter en la música, puede que la letra gane en riqueza, pero seguramente perderá en métrica y no encajarán tan bien las cosas. Tampoco somos cantautores protesta y entonces supongo que todo sale más sencillo, más directo.

CEC: '11 canciones' ya tiene, si no me equivoco, más o menos dos años. Entiendo que os habéis dedicado un poco a promocionarlo, a llevarlo a lo que son los escenarios. Y yo te quería comentar que, en estos últimos tiempos, está proliferando mucho el tema de los festivales. Quiero decir, una vez pasada la temporada de invierno, te puedes encontrar tranquilamente con 20-30 festivales de música. ¿Os seduce la idea de tocar en festivales o realmente donde lo disfrutáis como músicos es más en un escenario pequeño, con poco público pero más cercano?

DP: Más que vernos o no, yo creo que en el tipo de festivales que se hacen en este país no tenemos cabida... Habrá un 5-10% que será más de rock u otro tipo de música. Pero todo es indie. Creo que no encajamos mucho en ese tipo de festival. Al poco de sacar el disco sí que te hacías un poco de ilusiones de algún festival de estos. Creo que enviamos alguna información para algún sitio, pero ya vimos rápidamente de qué iba la cosa. Digamos que 4-5 representantes llevan 50  grupos de indie. En la mayoría de festivales no tenemos cabida, ni por estilo de música ni por los amigos en común. Nos gusta un escenario grande, nos sentimos bien en pequeño, nos sentimos bien en acústico. No tenemos preferencia en eso. Pero en los festivales ya te digo que no tenemos cabida.

CEC: Después de estos dos años desde que sacasteis el disco, todavía no ha salido nada nuevo. ¿Estáis trabajando en temas nuevos o queréis exprimir un poco más este trabajo en algunos conciertos?

DP: Ya hay grabado material nuevo para 2017. Claro que hay varias cosas que no se pueden contar. Yo, individualmente, fui al programa de “La Voz”. A partir de ahí, hubo un contacto con el equipo de trabajo de Melendi y ahora estamos trabajando con su productor, y hay posibilidades que surja algo este verano. Ya hemos grabado dos temas nuevos: se está grabando y hay material para hacer un disco.

CEC: Sobre el tema de "La Voz" que me has comentado... Te quería hacer unas cuantas preguntas. Yo entiendo que en estos tiempos, un talent show es como una especie de plataforma que a nivel de publicidad tiene mucha más repercusión que una red social. Tu percepción sobre los mismos ¿ha cambiado ahora que has estado metido dentro, o sigue siendo un poco la que tenías cuando desde tu casa lo veías como espectador?

DP: Claro, yo en mi casa no lo veía (RISAS), por lo tanto puedes imaginarte la percepción que tenía de los mismos (RISAS).... Las reglas del juego en este país hacen que me acabe presentando a este tipo de programas para darle visibilidad. Al final, por el camino que estoy tomando, creo que lo he conseguido... Es un tema de coger visibilidad en este tipo de programas. No me gustan, porque no creo que de ahí vayan a salir un Tom Waits, una Chavela Vargas...  Pero qué duda cabe que, para el que está empezando, que no es mi caso, le da una posibilidad de tener más visibilidad que no se tiene de otra manera. Se tiene de otra manera cuando estés pagando por alguien que te promocione pues 500 euros al mes, 1000 euros al mes... Pero vamos, es un poco inviable y no llegarías a la cantidad de gente a la que llegas en estos programas.

CEC: ¿Te da un poco la sensación de que la gente que se presenta a estos programas acaba siendo un poco de consumo rápido? Si a la gente le pides que te nombre 5 o 6 de un talent show del año pasado la mayoría ni se acuerdan de la gente que salió. ¿Crees que es por un problema de calidad de la gente que se presenta o es más un problema del público? ¿Estamos acostumbrados a escuchar lo nuevo y tenemos mucha facilidad para no seguir la carrera de alguien, sino para estar todo el rato pegado a lo nuevo?

DP: Yo creo que la repercusión real en ese tipo de programas llamados talent shows solo la tuvo “Operación Triunfo”, del cual tengo bastantes dudas.  El primer programa creo que se preocupaba de que las estrellas eran los que iban a concursar: los cantantes. Cuando fue avanzando ese programa, lo importante era el jurado. Ya no eran los concursantes. Ahora en este tipo de programas creo que las estrellas son los coach. Entonces se ha ido apartando a un lado a la música y a los músicos. Otra de las razones es que yo creo que en un programa como “La Voz” solo tiene un contrato discográfico el que gana. Todo lo demás es fácil que quede en el olvido. Creo que no se cuida muy bien la música en todos estos programas “Operación Triunfo”, “Factor X”, “Got Talent”, “La Voz”…

CEC: “Got Talent”. No sé si estás mucho al corriente sobre que en esta última edición ha habido un poco de escándalo. Básicamente, se resume en que la persona que ganó, sin quitarle el mérito que pueda tener en lo suyo, a nivel de calidad no era el más idóneo, por decirlo de alguna manera. Tú como artista ¿cómo lo ves?? Como público lo puedes ver hasta cómico que haya habido una troleada de este tipo. ¿Cómo lo ves esto?

DP: Yo lo veo muy propio de este país. Quiero decir, incluso hace unos años se aprovecharon de eso con una especie de campaña también, del programa de Buenafuente para que fuera a Eurovisión el Chikilicuatre. Creo que fue una bofetada a todo esto tipo de cosas y a un evento que estaba transnochadísimo, como es el festival de Eurovisión.

CEC: O sea, ¿le quita valor a estos concursos?

DP: Para mí de entrada, estos concursos no tienen un valor real. Allí no gana el que tiene más talento, ni el mejor ni nada que se le parezca. Porque no hay una mirada global al artista. Claro que no tiene valor, pero cuando lo dejas en manos de la gente acaba teniendo ese valor, que gane la mayoría. Pero cuando lo llevas a tu terreno, un terreno de discográficas, también reeditan el “super disco chino” de Enrique y Ana y también Paquirrin ficha por una discográfica...  Entonces, bueno, tiene el valor que le quieras dar.

CEC: Entonces, David... ¿Qué tres ingredientes consideras que debe tener tanto un músico para dedicarse a esto, poder ganarse la vida, estar valorado y para que funcione la cosa? Ya no es solo cuestión de calidad pero ¿qué tres factores tienen que unirse para llegar a buen puerto?

DP: Aún con los tres factores que te diga es difícil. Pero yo creo que personalidad por encima de todo, originalidad, que no sé si vendría a ser casi lo mismo y una buena base. Yo creo que una buena base de estudio, de talento y de calidad: lo que decías tú.

CEC:  Y entiendo también que tener padrinos. Un poco por lo que me contabas antes de los festivales. Que al final los que manejan el cotarro son 4 O 5, por decirlo de alguna manera...

DP: Si, yo creo que hay 4-5 casos potentes de management en este país que llevan, no sé la cantidad, me lo estoy inventando, pero quizás 50 grupos, 60 y tal. Que son los que acaban yendo a este tipo de festivales y llevándose el gato al agua.  Porque eso también los retroalimenta… lo de sacar otro disco… Un festival al que van 20.000 personas que están viendo un escenario, eso te genera unos derechos de autor por los cuales ganas dinero, aunque no te hayan ido a ver a ti. Pero el hecho es que hay 20.000 personas viéndote, y sacamos otro disco; volvemos a ir a otro festival.. y así llevamos 4-5 años con el mismo cartel.

CEC: Antes me has comentado que, a raíz de "La Voz", estáis trabajando con el equipo de Melendi. No te voy a pedir que me digas qué consejos te ha dado porque entiendo que eso queda un poco entre vosotros, pero ahora mismo ¿en que punto estáis?

DP: Estamos en el punto en el que digamos que él prometió trabajar conmigo. Entonces acordamos grabar un par de temas y, cuando estuvieran grabados, pues nos reuniríamos y veríamos qué hacemos con eso. Estamos justo en ese punto, hemos acabado de grabar los temas y nada, nos tenemos que ver y decidir qué hacemos. No te puedo decir más...

CEC: Una última pregunta. Tu voz me recuerda muchísimo a la de Tarque de M Clan. Muy rota, muy desgarrada... ¿Esperáis con los años tener una carrera como M Clan? ¿Aguantar las modas, tener un púlico fiel? ¿Si yo te pregunto vuestra expectativa a 5-10 años, es esa? ¿Lo ves factible?

DP: No sé si es factible... La carrera de M Clan me da envidia. Es un grupo que se mantiene por encima de modas. Nunca han estado de moda pero siempre han estado ahí, que es lo interesante. Porque estar de moda siempre acaba cayendo. En mi opinión, Tarque es el mejor cantante de este país. Pero yo creo que el que se parezca la voz es porque hemos oído las mismas cosas. Me consta que es muy fan del soul de Sam Cooke, de Ottis Reding, de los grupos de rock de los 70… Creo que como tenemos los mismos referentes y por eso podemos cantar parecido, pero vamos, que yo creo que él canta cien mil veces mejor.

Termina la entrevista y uno no deja de aplaudir la valentía y franqueza de David en cada una de sus respuestas. Ya sabemos que tendremos material nuevo, ¡¡¡y seguro que lo disfrutaremos, como todo lo que ya nos ha regalado!!!


Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios