Publicidad
Martes, 11 Diciembre 2018 09:45

CEC entrevista a Kase.O con motivo del cierre de su exitosa gira 'El círculo'.

Escrito por  Publicado en Entrevistas CEC Música

Una entrevista de Enrique Menéndez para Culturaencadena.com

Fotos: Jordi Deza


En menos de un mes, Kase.O cerrará con dos grandes conciertos la grandísima gira de “El Círculo”. Quedamos con él en un hotel de Barcelona. Hablamos de música, de la necesidad de sacarlo todo, de un secreto/exclusiva  que encantará a los fans y mientras edito la entrevista no dejo de pensar en que su fama es totalmente merecida. Ya no es una cuestión de música, es una cuestión de forma de ser. Grande Javier Ibarra, muy grande…

CEC: Lo primero, “El círculo” empieza con el tema “Intro” y sueltas es “la primera dedicada a los que están desde el inicio”. Me interesa antes del inicio. Cuando no había Kase.O, cuando sólo había Javier Ibarra. Y si en algún momento te llegaste a plantear un presente como el que tienes ahora.

KASE: El niño que era antes de ser Kase.O, o el Kase.O que no conocían más que mis colegas de clase, empezó a rimar, a través de ver a Lirico y Brutal. Ellos ensayaban en las casas de juventud e iba a verlos. Y ya sabes que los críos son como esponjas Mis primeros conciertos eran  en el colegio de enfrente, delante de 10-12 personas. Eran tiempos en que el rap era muy minoritario y estaba estigmatizado. Era muy raro dentro de la familia o dentro de tu grupo de amigos ser rapero. Era un hobby, no soñabas con que ahora pueda llenar el Sant Jordi o el Wizink, o haya sacado discos con “Violadores” o mi disco. Grababa en el baño con una pletina para que hubiera reverb natural. Y luego veías a “El Club de Los Poetas Violentos” y “7 Notas  7 Colores” y te decías “estos gachos son muy buenos, se lo merecen”. Pero no veías que tú fueras a sacar discos. Era impensable y ha sido un proceso muy lento hasta llegar aquí.

CEC: Hoy llevas varias entrevistas y la semana pasada te hinchaste.  Entiendo que es un poco “el día de la marmota” y un precio a pagar por el tema de las promociones. Pero, para un artista, ¿es también como una recompensa? ¿Cómo eso que cantas de “a mí me pagan los flows”?

KASE: A mí permite matizar mis canciones.  Las entrevistas son también un momento de reconocimiento de los medios. Que mi agencia ofrezca Kase.O y los medios digan “si me interesa”. Sería mucho peor si nadie me quisiera entrevistar y no generara interés. Son días duros, que te haces igual 10 entrevistas, pero yo me las gozo.  Lo veo como una parte más de mi trabajo. Y sí, me pagan los flows, pero también hay que ser profesional y todo suma. También estoy para los que no me conozcan o no sepan que voy a actuar el día 29 y estén en tu web, pues igual les entra el gusanillo.


 

CEC: En el Sant Jordi creo que todavía no está todo vendido, pero en Madrid poco le falta. Y son sitios donde normalmente “venderlo todo”  lo asocias a otro tipo de música, como pop y rock. ¿Qué ha cambiado en estos años para que la gente se gaste la pasta en una entrada de un concierto de rap?

KASE: Ha sido un proceso lento. Yo vengo ya de llenar con Violadores y Jazz Magnetism. Hemos llenado Razzmatazz, y el diciembre pasado el pequeño Sant Jordi Club. Es un fin de gira, quieres hacerlo a lo grande, que no se quede nadie sin entrada y por eso alquilas el Sant Jordi. No para llenar los 15 o 20.000 que caben, sino para que todos los que les apetezca venir entren. “El Círculo” ha llegado a mucha gente normal entre comillas. Gente mayor, que tiene  su dinerillo, que tiene su curro y le apetece ver un espectáculo de hip hop. Un espectáculo del que todo el mundo habla y han estado escuchando mi disco durante un par de años. Es el sello de calidad de que vas a ir a mi concierto, lo vas a oír perfecto, con unas luces guapas. 20, 25 pavos no llevan a ningún lado y es intangible la emoción que vayas a sentir y lo que puedes chulear luego de que has estado en mi concierto. Soy afortunado, porque no es fácil vender tickets, pero haciendo un disco muy trabajado, con  letras bien densas y ritmos bien escogidos, al final creas ganas de verte. Muchos chavales que cumplen 18, que nunca me han visto con Violadores o etapas anteriores, llevan años esperando cumplir 18 y comprar su entrada.

CEC:  Explícame esto, porque tu franja de público es muy amplia. Tienes desde cuarentones hasta chavales de 16-18 que no te escuchaban cuando estabas en la etapa de “Violadores del Verso”. No me parece que todo sea por la típica herencia musical de “mi padre me ha dejado un cd que tiene, mi hermano mayor…” ¿Cuál es la clave para llegar a un público tan diferente?

KASE: Hay mucha herencia de hermanos mayores como yo, que mamaba rap en casa de mi hermano mayor y me metí en la cultura y la movida. Y hay gente para todo. Hay gente que escucha reggaeton, que quiere bailar y que no quiere comerse la cabeza con filosofadas. Y hay  otros chavales que quieren mandanga intelectual en el buen sentido. Que les hagas pensar cosas, cosas que ya piensan ellos, tener un cómplice… Sobre la gente de 40, muchos me han descubierto con “El Círculo”. En plan “yo no escucho hip hop pero El Círculo lo llevo en el coche todo el día”. Esa es una de las frases que más oigo. Estos se han acercado y han encontrado que el disco es sincero, humano y musicalmente se deja oír. Los chavales ya te digo,  hay de todo, gente muy pasota y gente que tiene sus inquietudes. Y hay esta Kase.O, para hacer sus metáforas y ralladas.

CEC: Hablas de metáforas, de ralladas y gente que quiere mandanga. Sobre Joaquín Sabina, no acabo de creer  el comentario de que el rap sea poesía para analfabetos. Creo que iba más enfocado al trap. ¿Crees que al trap se la suda un poco el tema de llegar con la letra? Como si los raperos tuvierais más la obligación de mandar un mensaje con la letra.

KASE: Yo es que generalizar desconociendo el género,  tampoco me arriesgaría a decirlo. Si que parece que es una tendencia nihilista, de vivir el momento, pero es que yo con “Violadores del Verso” también hacía canciones de beber alcohol, de fumar y de fiesta, sin ningún tipo de filosofía ni nada. Entonces, soy incapaz de juzgar a alguien si yo he sido como ellos. Yo no sé si existe trap con conciencia, desconozco el género. Pero sí creo que Sabina se refería al reggaeton más chabacano y al rap o trap más chabacano. Y hasta puedo estar de acuerdo, yo traduzco letras de mis ídolos y no me gustan lo que dicen: misoginia, violencia, pero me flipa su flow y los ritmazos. Puedo llegar a entender que es una influencia maléfica como decía él. Yo me contuve para no describir el tweet, porque aquí se ha equivocado..

CEC: Un titular sacado de contexto.

KASE: Si, ahora vivimos en ese mundo también. Si tienes un buen titular tienes más clicks y todo eso. Y yo creo que Sabina ni escucha rap, ni trap ni reggaetón. Simplemente le preguntaron eso y respondió. Es lo que hablábamos, haces muchas entrevistas y en alguna dices alguna tontería. Porque el rap no suena en la radio y  dice que es influencia en la radio…

CEC: Sobre eso te quería preguntar. Llenas pabellones, pero  recuerdo que en “Pequeños lujos” comentas que tienes muchos fans, pero que no suenas en clubes. ¿Crees que todavía existe, aunque igual con “El Círculo” se ha roto un poco, no diré que discriminación, pero si pasotismo e ignorancia hacía el género rap? Tanto en programas de televisión como en emisoras.

KASE: En emisoras mainstream es imposible entrar. Yo no tengo una  multinacional detrás. La gente ya sabe que todo lo que suena en Los 40  es pagando. No es que el número uno sea el que más calidad musical tenga. Sino que se han reunido y han decidido que esa semana el número es el fulano tal. Entonces, en esos circuitos no entramos. Y  a los directores de todas esas cadenas no les gusta que alguien vaya a trabajar escuchando cosas que le hagan rallarse. Quieren que vayan con música liviana, más o menos vacía. Tienen miedo al rap, por sus ideas, su mensaje y no se han parado a escucharlo. Hay canciones con mensajes muy bonitos, pero entiendo que ellos son creadores de tendencias y opinión y no quieren que los currelas se rallen mucho de camino al curro. Ahora, me da igual, está democratizado, a la carta y la radio influye mucho menos. Luego en los clubes y los garitos pinchan lo que pinchan en las radios y yo tampoco hago música para bailar.  El rap está prohibido en las emisoras, lo sé porque lo he intentad. Que más me gustaría a mí que llegar a los currrelas y que escucharan “Repartiendo Arte” mientras van a currar, igual les da un síncope…

CEC: Cuando en “Intro” sueltas “la música de ahora es la peor de la historia”. ¿Lo sueltas por pegarte el rollo? ¿Lo sueltas porque crees que puede ser que no ha salido nada nuevo en estos años como para despertar inquietudes o sorprender? ¿O que los veteranos están demasiado apalancados como para salir de la zona de confort?

KASE: Eso es una vacilada de las más gordas que hay en el disco. Pero no digo el rap, digo la música. Partiendo como Sabina, desde el desconocimiento que no escucho música actual, si que veo cierta dictadura de lo audiovisual. Sino haces videoclips la gente no te escucha. La gente le pone mucha chicha y compensa con videoclips todo guapos, lo que no tienen las canciones. Para mí una canción,  en su día, era un ente independiente que me volaba la cabeza. Nadie de nuestra generación necesitaba una imagen, la música ya es bastante potente como arte para crear imágenes en la mente de la peña. Yo me he empeñado en no hacer videoclips. Es una dictadura, los chavales demandan eso, no quieren sentarse y ver la portada de tu disco. Son otros tiempos a los que yo crecí, en que las canciones iban solas.  La frase va por eso. También va por la manera de hacer la música. Un disco de cualquier cosa de los 60-70 estaba grabado en analógico, con músicos compartiendo sesión. Y ahora oyes todo digital, todo números… No necesitas ya ni un estudio, los estudios se han ido a pique porque la música ahora es otra cosa. Yo intento estar en otra liga, que mi música sea arte y se mantenga en el tiempo, para eso me esfuerzo mucho.

CEC: Como “Violadores del Verso” no habéis vuelto a sacar nada. Pero habéis colaborado mucho unos con otros. ¿Esto es una manera de matar el gusanillo de juntaros?. ¿De alimentar un poco que la gente siga escuchando algo?? O el tema de “Violadores del Verso” es por ahora “fué bonito mientras duró”. ¿O un plan tipo  “no vamos a meternos en nada nuevo, hasta que estemos seguro que tiene nivel como para que la gente diga: ostia, han vuelto pero han vuelto en condiciones”?

KASE: Esa es la gran esencia. Si hemos de volver, hay mucha responsabilidad. Habría que hacer un discazo, buenos ritmos, buenas ideas y buen flujo de energía. Estamos viviendo en ciudades distintas y ya no es que estemos en el local todas las tardes enredando con el rap. Y todas esas circunstancias se tienen que dar. ¿ Las colabos de los discos? son por amistad y por calidad. Es bonito para los fans vernos juntos, pero lo  de “Violadores del Verso” está muy parado. Muchos esfuerzos para hacer las colaboraciones, pero lo demás muy parado y no se sabe cuándo nos vamos juntar.

CEC: El tema “Basureta”, a nivel de desnudarte emocionalmente y hablar de cosas tuyas personales, es bastante bestia. Como si hubieras tenido la necesidad de sacarlo sin que nadie te lo hubiera pedido. ¿Te preocupa un poco que la gente que te ha escuchado desde la época de “Violadores del Verso”, que siempre has tenido tu imagen de chico malo/el puto amo  vea esto y diga “ostia”, eso te preocupa?

KASE: Me preocupó mucho en el proceso de hacer el disco. La imagen esta de la que hablas, de tipo duro, invencible, que no comete fallos… fueron meses sin escribir luchando contra esa idea. Es decir: voy a ofrecer una imagen totalmente distinta, no son los ritmos de “Violadores del Verso” lo que voy a ofrecer, porque quiero ofrecer un disco de Kase.O. Todas estas ralladas las pasé el primer año, sufrí mucho pero al final venció la honestidad y la sinceridad. Confiaba que funcionara, hay destellos de egotrip, pero es un Kase.O totalmente distinto. Eso me atraía en plan “ostia, no os esperáis la que os viene”. Es un nuevo capítulo de la serie y me preocupo mucho al elegir los ritmos y ponerme a escribir. Estoy escribiendo lo mismo otra vez, no estoy diciendo nada...  Deprimido, ¿cuál es la solución? Buscar adentro y ya no pienses en eso, en lo que va a decir la gente. Hazlo por ti, hazlo como tiene que ser el arte, expresarte al máximo nivel, tu espíritu, tu interior. Llegó un punto en el que ya me convencí. Y “Basureta” como dices es una confesión, son cosas que dirías a un cura, vergüenzas y secretos. Pero me lo debía a mí y se lo debía a mi piba. Para que viera, que cuando yo era una gonorrea era consciente de que lo estaba haciendo mal. Por deferencia a Muna, es su canción menos preferida, no le gusta revivir eso ni que la cante en directo Pero para eso está el arte tío. No me lo puedo guardar y que se quede en mi diario. Y ahora salir al escenario y sonreír. Ya no tienes una máscara, eso no lo puedes llevar muchos años sobre la espalda.

CEC: Cuando has formado parte de algo tan grande como “Violadores del Verso”  y emprendes una carrera en solitario con éxito. ¿Te planteas que parte del éxito es porque has formado parte de “Violadores del Verso” y que parte por tu trabajo en solitario?

KASE: No me planteo las cosas para tener éxito. Este disco lo  hice como ejercicio artístico, porque los fans de “Violadores del Verso” quizás esperaban otro tipo de disco. No pensamos en esas cosas. Ojalá vaya bien, conservar la base de fans y muchos nuevos que he conseguido que no conocen “Violadores del Verso” ni conocen el hip hop. A esos los valoro un poco más porque juzgan “El Círculo”. Gente que no se había acercado al hip hop. Ese era mi sueño de pequeño, vengo de un mundo raquítico, éramos minoría y ahora se ha cumplido mi sueño. Es un disco con mensajes positivos, muy meditada cada palabra y frase. Ese nuevo fan que sólo me conoce por “El Círculo” para mi es oro, porque mi próximo disco es para él.

CEC: Hablemos de fin de gira. Dos conciertos: Barcelona y Madrid. ¿Se cierra definitivamente todo lo que tenga que ver con “El Círculo” en un escenario”?

KASE:  Es la intención, me da mucha pena realmente afrontarlo así tan radical. No sé, si el año que viene surge algún concierto esporádico, que no me diga la gente “decías que era el fin…”. Estoy en mi derecho de si me invitan a un festival y me apetece lo pensaremos y se hará o no. Igual en Sudamérica no me tienen tan visto, no me importaría volver. La intención es dejar la carretera, estar en mi casa, bajar todo el hype, han sido 4-5 años de mucha actividad emocional y mental. Y hay sueños por ahí. Tengo un colega que tiene una sinfónica y…

CEC:  ¿Quieres fusionar?

KASE: Creo que “El Círculo” puede dar de sí un poco más, porque es tan denso que se han pasado los dos años super  rápido… Es un secreto, pero te lo cuento a ti. Que no descarto a finales de año que viene hacerme unos sinfónicos con una orquesta de cámara. No sabía si decirlo o no porque puede que me ralle y no quiera volver al escenario. Es una idea que no ha hecho nadie, ambiciosa, de llevarlo a los teatros.

CEC: Para la gente que vaya a verte a Barcelona y Madrid. Considero que hay que ver al telonero. Es una falta de respeto ir directamente al plato principal ¿Qué les puedes decir de Xtragos?

KASE: Pues de Xtragos les puedo decir que es un gran rapero zaragozano, que lleva casi tanto tiempo como yo rapeando y que se ha mantenido en el underground. Estudioso del rap y las métricas se ha marcado un disco este año que me parece fantástico. Fui yo quien le pedí la colabo a él y no al revés. En plan “Yo me ofrezco para colaborar, para darle relevancia al disco y de premio por así decirlo, que está super merecido, te voy a invitar, porque me ha flipado tu disco. Y quiero que todo el mundo te vea en directo, la máxima gente”. No le van a ver los 14000, van a verlo los que entren, que son apasionados de esta cultura y tal. Y bueno, se ha marcado un disco muy bonito, positivo, maduro con buenas métricas, buenos ritmos. Uno de los discos de este año sin duda. “Corazonada” desde la primera canción a la última se deja escuchar.

CEC: Una última pregunta... ¿Qué les dirías a toda esa gente que comenta cosas como las que Nach suelta en “Todo o nada", tipo 'haces un cacho flojo y ya te llaman viejo'?

KASE: No puedes evitar a los haters. Por suerte, yo no me puedo quejar, me dan palos pero no puedo decir que tenga muchos haters. Eso es síntoma de envidia e ignorancia. Si eres una persona educada sabes expresarte sin destruir. Ahora con lo fácil que es lanzar la piedra y esconder la mano, no puedes estar viendo los comentarios, tienes que protegerte. Siempre hay algún troll que te jode la mañana, tras cincuenta comentarios buenos, la puta rata pone uno malo y te jode el día. Y que me llamen viejo me parece un halago, es un poco infantil porque  el que me llama viejo dentro de unos años lo será también. Y tú quieres gustar, no quieres que digan que tu rap está anticuado, pero no lo puedes parar, así que fluye y gestiónalo bien.


Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios