Publicidad
Miércoles, 10 Abril 2019 10:36

CEC entrevista a Rufus T. Firefly, en exclusiva: uno de los grandes grupos de la industria musical de nuestro país.

Escrito por  Publicado en Entrevistas CEC Música

Una entrevista de Enrique Menéndez para Culturaencadena.com.

Fotos: Andrea Membrado.


Rufus T. Firefly crece. Se está convirtiendo en algo grande en la industria musical de este país y seguramente aún tiene margen para ser aún más grande.

Aprovechando que en breve pasarán por la 2 de la Apolo, quedo con ellos una tarde. Julia y Victor, batería y cantante, me regalan su tiempo, mientras tomo una cerveza, para hablar de “Magnolia”, de “Loto”, de su carrera musical, de lo que para ellos es ser músico y hacer música…

CC: En el 2017 sacáis “Magnolia” y sólo pasa un año más o menos hasta que sacáis “Loto”. ¿El hecho de que haya tan poco espacio es contraproducente? Es decir, pensáis que el fan, igual tienes un disco, lo escucha, tienes como una historia de amor. Y sacáis otro tan pronto que hace como que uno mate el otro. ¿Lo pensasteis en algún momento, el riesgo ese?

VI: En este caso, eso no pasaba, porque teníamos muy claro que todo formaba parte de lo mismo. No son dos discos, es como que hemos dividido un disco grande en dos partes. Entonces nosotros siempre nos lo hemos tomado así. Nunca hemos tenido este miedo de “se van a pisar uno a otro”,  ni nada de eso. De hecho ahora, nos ha venido muy bien para completar los directos, para que sean un poco más grandes y nos lleven a sitios que sólo con “Magnolia” no podíamos llegar. En ese sentido lo hemos visto muy claro. Ahora necesitamos como parar un poco todo esto, para que lo siguiente se diferencie mucho más.

CC: Pero al ser una segunda parte, ¿nunca pensasteis sacarlo junto?

JU: En realidad lo que pasó es que  en “Magnolia”, el proceso de grabación y composición, fué muy largo, muy pensado. Con “Loto” pasa todo lo contrario. Y justo lo que queríamos, es liberar un poco todo lo que había comprimido en “Magnolia” para dejarnos llevar. Que se viera esa parte mucho más psicodélica, ya que  “Magnolia”, es un poco más cuadriculada en la composición de las canciones. Es como un complemento de “Magnolia” que hacía falta, para que se convirtiera en algo más redondo para nosotros. Y por eso, fue la idea de hacer “Loto” en mitad de una gira, en mitad de la presentación de un disco. Surgió sobre la marcha y por una necesidad del grupo a nivel de tocar e interno.

CC: Hace poco salisteis en “Late Motiv”. Antes en tv, solo salían grupos muy consolidados, muy mainstream, muy de listas. ¿Creéis que está cambiando la tendencia? ¿Qué ahora la tv no se dedica a sacar solo grupo de listas tipo los 40 principales?

VI: Creo que si.  También es verdad, que depende de todo lo que quiera usar el programa y la imagen que quiera tener ese programa. Para nosotros fue increíble porque siempre hemos sido muy fans de “El show de Letterman” . De repente hacer algo cercano, como similar, para nosotros era un flipe, nunca nos lo hubiéramos imaginado. Si que sentimos que todo se ha abierto un poco de alguna manera. Desde hace unos años creo que  lo mainstream, lo indie, todo se ha roto de alguna manera. Ya no se sabe muy bien que es que. Ni siquiera lo saben las grandes discográficas. Todo el mundo está como muy perdido en cuanto a estilo. De alguna manera eso es bueno , porque propuestas que no entrarían ni en lo mainstream, ni en lo indie, de repente pueden tener como cabida y que haya medios tan importantes que lo quieran respaldar, es guay.

CC: Como artistas, el hecho de que publicaseis  que salíais en “Late Motiv” y que hubiera muchos retweets y comentarios de otros artistas, alabando tanto el hecho que salierais como el directo que hicisteis, como un poco ya la carrera en sí, ¿qué supone para vosotros?

VI: Bueno sobretodo mucha emoción. Desde que sacamos “Magnolia”, mucha gente a la que he admirado durante toda mi vida  musicalmente, de repente está hablando bien de canciones que hemos hecho y es muy emocionante. De alguna manera te has ganado como un huequecillo dentro de la música y es muy bonito. Me quedo con eso más que otra cosa.

JU: De repente que te escriban y digan esas cosas tan bonitas de ti, es increíble. Al final, es mutuo el amor y bueno es como una suma para seguir luchando, con más ganas cada vez.


 

CC:  A nivel instrumental la calidad es evidente, en directo, sonáis muy bien. Casi mejor diría en directo, que lo que es el trabajo. Luego está el tema de las letras, no me da la sensación que las escribáis en 5 minutos “corre corre”. ¿Qué es lo que prioriza? ¿La historia hace la música? ¿ O tenéis la música y sobre ella  hacéis la historia?

VI: Siempre, siempre, siempre hacemos la música primero. Para mí,  hay algo muy importante , que creo que se ve mucho en las canciones, que son las melodías. Las melodías que están pasando todo el rato, con los instrumentos y con la voz. No solemos hacer  canciones muy planas, siempre intentamos como jugar mucho con las melodías. Como hacían los grupos que nos flipan, “Los Beatles”, “Radiohead” toda esta gente juega mucho con las armonías . Es un problema , porque luego cuando tienes que meter la letra es una  movida, tienes que estar mucho tiempo escribiéndola, porque las palabras no cuadran con la melodía que tienes. Tienes que empezar a adaptar todo, tienes que hacer mil letras para que una te cuadre y decirlo de maneras muy concretas. También intentamos ser exigentes con lo que estamos diciendo, porque si no no diríamos nada, haríamos música instrumental y ya está.  Prefiero hacerlo así, a escribir el texto que quiero exactamente y luego ponerle música. Porque no sé, no sabría hacerlo.

JU: Yo eso te lo digo muchas veces, la música es música ¿no? Y la música te tiene que llevar a algún lado y creo que eso se tiene que complementar con la letra. Es decir,  lo que te va diciendo la música, es al final lo que te hace escribir una letra y que te diga lo mismo que te está diciendo la música. Las dos tienen que estar muy unidas e ir muy en paralelo para que al final este redondo y te haga sentir lo que realmente la música y la letra  te quieran decir.

VI: Me gustaría algún día intentar hacer lo contrario. Siempre lo digo en todos los sitios y luego nunca lo hago. Pero es que me da la sensación que sería medio hablado, como León Benavente. Que pueden decir todo lo que quieren, pero la melodía es como muy plana.

JU: Es otra forma de componer al final.

VI: Si, es flipante, pero digamos que todavía no hemos probado.

CC: El otro día estaba mirando los cd físicos de “Loto” y “Magnolia” y me sorprende  mucho el cariño que le ponéis al trabajo. Es decir, la portada, las tarjetas, incluso que cuando abras el cd salga realmente como una flor. ¿Entiendo que os preocupa un poco la calidad que le dais al oyente, pero al oyente que os quiere tener en casa, en su estantería

JU: Siempre hemos intentado mimar mucho esto y cuando pensamos en todo el diseño del disco. Una de las cosas importantes, es recordar cuando nosotros  a los 17 años abríamos un disco. Lo comprábamos y era como muy importante el propio objeto de tenerlo en casa. De abrirlo, ojearlo, pasarte horas en frente de ese cd. Y era realmente la idea que teníamos. Por eso, también trabajamos en que pasa cuando se abre, que pasa cuando te acercas y lo hueles, que pasa cuando lo tocas…  Realmente fue por eso, volver a hacer que eso tuviera tanta importancia como antes y no tanto lo digital o streaming.

CC: Entonces entiendo, que sin menospreciar al oyente de la plataforma digital, lo vuestro siempre está más enfocado, al señor que se gasta el dinero. El que rompe el plastiquito, “cuidado no se rompan las puntas… “ Sois más románticos/nostálgicos en este aspecto.

VI: Totalmente, yo es que creo que ahora mismo comprar un disco o un vinilo no es algo habitual. No creo que lo haga el oyente medio, entonces me parece como bonito, dejar un objeto que tenga cierto valor. Y que la gente que se lo compre diga “que guay que he gastado mi dinero en esto, apetece hasta tocarlo”.  Me parece importante

CC: Hace unos años dos de vuestros miembros se fueron. A nivel de grupo,  ¿supuso una especie de crisis? ¿En algún momento os llegasteis a plantear “oye esto ya no tiene ningún sentido”?

VI: Fue duro,  pero a la vez sentíamos que musicalmente queríamos todavía contar algunas cosa. Nos lo  tomamos como “bueno tenemos estas canciones, no sabemos lo que va a pasar con esta banda, pero por lo menos queremos dejar como un final a la altura de las cosas que nos ha dado la música”.  Lo planteamos como: “vamos a sacar este disco, es bonito, está bien hecho y tenemos otros amigos que nos pueden ayudar a grabarlo”. Teníamos un dinerillo ahorrado y lo invertimos aquí.

CC: Victor,  el otro día ví  que retwitteabas un tweet de “La 2 Noticias” sobre una actuación que hicisteis. Decías que era el único medio que te creías. ¿Entiendo con eso que crees que hay una falta de interés en tener a la gente informada?

VI: Yo creo que es al contrario. Hay mucho interés en tener a la gente informada de lo que quieres. Entonces se hace mucho hincapié en que la opinión pública, tenga una determinada opinión de ciertas cosas y que las otras pasen como muy por encima. Realmente no nos enteramos de nada de lo que pasa. Yo quiero que un informativo me cuente lo que pasa, no que me cuente su punto de vista. Desgraciadamente  hoy en día es muy difícil de encontrar.

CC:¿Consideráis que los artistas, gente que tengan una cierta repercusión, tienen la obligación un poco de posicionarse/manifestarse tanto en sus letras, como en sus comentarios, sobre temas políticos, sobre cualquier cosa?

VI: Yo con esto tengo posiciones encontradas. Porque creo nosotros hemos sido un grupo de quejarnos todo el rato, toda la vida en todos nuestros discos. Hicimos un disco que se llama “Conjunto vacío” que era absolutamente político. Y no conseguimos cambiar nada de nadie, ni siquiera de nosotros mismos. Seguimos igual de jodidos a pesar de quejarnos. Y nos dimos cuenta de que en lugar de atacar, si empezamos a defender las cosas buenas que tenemos, como hemos hecho en este disco, de repente el mensaje puede llegar. De repente puedes,  a lo mejor, influir de cierta manera en la gente .

CC: Cuando empezasteis, las plataformas digitales tipo “Spotify” o “Apple Music” no tenían el boom que tienen ahora y sacar un disco no era tan sencillo. Tenías que ir a un estudio, no podías hacerlo en tu casa. ¿Creéis que eso ha colaborado a que ahora hay más oferta que demanda? ¿Qué  ha salido demasiado grupo/cantante sin una calidad como para dedicarse a eso?

JU: Yo creo que sigue habiendo mucha calidad, lo que pasa es que es como todo. Las facilidades a la hora de hacer las cosas son mayores, entonces hay grupos  que a lo mejor en otro momento no hubieran optado por hacer una gira o sacar un disco y ahora lo hacen. Al final si el grupo es bueno, da igual las facilidades que tenga,  porque si lucha, trabaja y el trabajo tiene sentido y es honesto va a llegar a algún lado. También creo que ayuda que sea más fácil el difundir tu música. Porque antes, económicamente era muy complicado. Tenías que tener un padrino o una familia que te pudiera ayudar o aportar X. Ahora pones una canción en You Tube y tienes  la posibilidad, teniendo dinero o no, que la gente lo escuche.

CC: Como músicos,¿ creéis que la clave para una carrera es sobrevivir  al primer disco?

VI: Yo creo que la clave de una carrera es sobrevivir al octavo (risas).

CC: Porque veo un montón de grupos que sacan  un disco y se borran…

VI: Claro, pero hay que tener mucha paciencia. Un  error muy grande en la música, es esperar algo. Sacar un disco y esperar que vaya a pasar algo. No hay que contar con eso. Cuando grabas un disco, tienes que disfrutar del proceso de grabación, y de todo lo que está pasando en el estudio. Y no pensar  lo que vas a hacer en directo ni nada de eso. Y cuando estas tocando en un sitio, aunque sea pequeñito, lo que tienes que hacer es disfrutar de ese momento en el que estas tocando en ese sitio para esa gente. Toda esta dictadura del éxito a la que estamos sometidos los músicos, solo crea frustración y solo acaba con bandas. No sirve para otra cosa. Muchas bandas parece que quieren vender humo, parece que quieren dar una sensación absurda de éxito que no sirve para nada. Lo único que sirve es la realidad, todo lo hacen porque se sienten obligados realmente, porque piensan que si no dan esa sensación, un festival no los va a llamar y entonces no van a hacer nada .  

CC: En breve, la 2 de la Apolo, La Riviera , para cerrar la gira habéis dejado lo más gordo para el final. ¿Eso os produce una sensación de seguridad que habéis adquirido con toda la carrera? ¿O hay un cierto miedo, en plan “cuidado que nos estamos metiendo en cosa seria”?

JU: Hombre, siempre intentamos hacer las cosas de una forma realista. Sí que es verdad que con La Riviera quizás arriesgamos un poco, pero bueno también por ciertas cosas que había en ese momento, no hubo otras opciones.

VI: Yo no quería tocar en La Riviera, quería hacer una sala muchísimo más  pequeña. Al final se ha llenado, ha sido una sorpresa absoluta. Creo que no hay miedo, lo que hay es mucha emoción y mucha responsabilidad de querer hacerlo bien y estar a la altura. Lo hemos contado muchas veces, pero esto que nos está pasando como banda no suele pasar a las bandas. Entonces nosotros que tenemos tantísimos amigos en otras bandas, que hemos pasado por mil bandas que nunca consiguieron trascender, siempre tenemos esa responsabilidad de querer hacerlo bien, de querer estar a la altura. Por todos  estos grupos que no tienen esa oportunidad, que no lo consiguen. Que a pesar de haber trabajado muchísimo, no llegan, entonces “ostia” no puedes salir ahí como si nada. Tienes que dar todo tu corazón y que la gente lo note.

CC: Pero ¿por qué no querías La Riviera? ¿Por qué os desarrolláis  mejor en salas pequeñas, tipo la Sala Zero, cuando fuisteis a Tarragona?

VI:  Personalmente  me da mucha pereza este concepto de la ambición musical basado en el número de personas.. Mi ambición musical va por hacer cada vez  mejores discos. Entonces no quiero caer en esa rutina de Joy Eslava, Riviera, Palacio de los Deportes… En esta movida absurda del éxito que nos están vendiendo todo el rato. No quiero,  porque parece que si el año que viene en lugar de 2000 personas solo vienen 1000 personas parece un fracaso. Cuando no lo es en absoluto, que vayan 1000 personas a verte es un éxito absoluto, lo mires por donde lo mires.

CC: O sea no quieres poner tweets en plan “todo vendido, todo vendido”

VI: Evidentemente, si has llenado una sala tienes que informar,  que no hay más entradas, pero a nivel informativo, no por ego. Es que no lo veo ningún sentido a lo otro. Sé que es una táctica comercial y que muchas oficinas juegan con esto. Pero no lo entiendo, no sé qué tiene que ver con la música. ¿Qué pasaría si el disco siguiente nos da por hacer uno que solo puede ser escuchado por 100 personas, en un teatro, en condiciones determinadas? ¿Qué hemos fracasado porque ya solo vienen 100 personas a vernos?

JU: El problema es que tienes que actuar de una forma, en vez de hacer lo que tú quieres con respecto a lo que tu proyecto puede hacer y puede transmitir. Nosotros siempre nos ponemos muy juntos, llegas a un festival, a un escenario enorme y ya tienes que estar a 10 metros del guitarra.. . Nosotros no somos así, al final generas un espacio que te saca fuera de lo que te hace sentirte bien en un escenario. Y si eso además  lo haces porque lo hacen otros grupos, es lo que te genera esa inseguridad. Hacer algo porque alguien lo ha hecho ya, es un poco raro.

CC: Pero vosotros sois conscientes de que vuestro éxito está creciendo. A mi,  me da la sensación que estáis a un disco o un pelotazo de llenar un Sant Jordi o plantaros en un  Wizink Center, como otros grupos. Quiero decir hace diez años “Love of Lesbian” ni de coña se le habría ocurrido pensar que iban a llenar un Wizink.  Por la manera que lo estáis contando, no será un disfrute, será casi un problema para vosotros. No será como llegar al Everest …

JU: Hace poco no se con quién lo hablaba. El problema es que yo no hago las cosas para llegar a la meta, lo importante no es la meta, es todo lo que haces antes de la mesa. Si estoy pensando en llenar un Wizink todo lo que vaya a hacer va tener relación con eso, ese es el problema.

VI: Cuando compongas el disco vas a pensar en el Wizink…

JU: Si llega, llegará. Pero no como una estrategia, ni como algo que has buscado para hacer de forma premeditada, con dos años o un año de antelación. Creo que las cosas tienen que ser más naturales. No puedes buscarlas así, porque al final,  lo que has creado durante tanto tiempo, de repente se convierte en algo que no conoces y que no sabes hacia donde va.

 


Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

'Bienvenidos a Dietland', libro en el que se basa la serie de AMC, nuestra RECOMENDACIÓN ESPECIAL del mes de julio.

¡¡Lee nuestra AMPLIA RESEÑA y los por qués de nuestra recomendación CLICKANDO EN ESTE ENLACE!!

Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios