Martes, 13 Julio 2021 11:09

Culturaencadena entrevista en EXCLUSIVA a NAKED FAMILY, con motivo de la presentación del adelanto de su nuevo trabajo.

  • Naked Family presenta el sencillo “Belly of the Whale”, para el que han contado con la colaboración de Adriana Proenza.
  • Para hablar de este adelanto del trabajo que llegará a finales de este 2021, y de los pasos a seguir por la banda, charlamos con su cantante Antonio García, alias "Chas".
Escrito por  Publicado en Entrevistas CEC Música

CEC: En 2019 publicasteis vuestro primer trabajo, que se titulaba igual que el nombre del grupo, “Naked Family”. Todos sabemos cómo el COVID afectó a todos los niveles, incluyendo al mundo cultural, a partir del primer trimestre del 2020. A vosotros, como grupo ¿fue un golpe duro de cara a dar visibilidad al trabajo en lo que serían los escenarios? 

NF: Pues la verdad es que nos afectó, porque pudimos organizar con nuestro manager una gira por España, pero solo dimos los primeros dos conciertos en Zarautz y Barcelona. Y el resto, como 12 conciertos, no se pudieron hacer. No pudimos girar, tuvimos que mantenernos en redes, pero sin poder subir al escenario y ampliar el público. 


 

CEC: A nivel instrumental, “Naked Family” tiene presencia de instrumentos poco habituales, como pueden ser el cello y el sitar. Esto demuestra una cultura musical, pero también entre comillas, un "desprecio" a lo que a nivel comercial funciona. Y me parece curioso, porque poca gente como público, te dirá por ejemplo que el didgeridoo, instrumento australiano de viento, suene mal. Sin embargo, a la hora de comprar un disco, no entrará en sus prioridades. ¿Crees que por parte del oyente hay demasiado respeto / miedo a abrazar instrumentos poco habituales?

NF: Sin duda, la gente siempre muestra respeto al escuchar el sitar, sobre todo cuando suena en más de una canción del disco. Al cello igual están más acostumbrados, porque al final se ha utilizado más en la música moderna. Dentro de la música que podemos hacer, dentro de un tema más moderno, estos instrumentos aportan algo especial que por sí solos igual costaría percibir. 

CEC: Sois un grupo de siete miembros. En todos los grupos siempre hay una cabeza pensante a la hora de componer. Pero es inevitable que, de una u otra manera, todos quieran aportar su granito de arena a nivel de composición. En vuestro caso, ¿cómo se gestionan siete egos a la hora de “parir” un larga duración?

NF: Pues al principio hemos currado mucho en equipo, como conjunto. Y las ideas han ido viniendo principalmente del guitarrista. Una idea puede venir de uno concreto, pero luego para la creación y desarrollo de la misma, siempre hemos sido los siete en el local de ensayo. Luego las letras, algunas escribiéndolas yo mismo como cantante, o con el guitarrista. Incluso las letras de las últimas canciones, las  hemos escrito entre todos. Ha estado variando el proceso, pero siempre trabajamos como unidad de siete miembros.

CEC: Tenéis un tono festivo y  sonáis un poco a otra época. Sin embargo, dentro de lo que es el disco, me llama mucho la atención el tema “Para Claudia”.  Porque hay un cambio brusco, como un volantazo, en relación al resto del disco. ¿A qué obedece? ¿Qué motiva que se cree un tema tan diferente a la línea general del disco?

NF: Viene directamente por Oscar, que es el cellista de la banda. Él compuso y grabó en un estudio a las afueras de Madrid, esa canción que escribió en su casa, para su novia que se llama Claudia. Como estudiante de cello desde pequeño en el conservatorio, terminando su formación en la superior, tiene un  background clásico con el cello. Entonces desde ese background , junto con que queríamos hacer un interludio en el disco que fuese más clásico, más instrumental…

CEC: ¿Es como una especie de pausa, en lo que es el disco?

NF: Sí, totalmente, Una pausa como de descanso, de contemplación, de calma después de dar caña...

CEC: Eso confirmaría la idea de que, en el disco, el orden de los temas está muy marcado. No tiene nada de aleatorio...

NF: Si, se le dio un orden que pudiera seguir una línea, como de viaje por las dinámicas y los colores.

CEC: La sensación es que todos son temas muy festivos, que invitan mucho a la fiesta. Debo entender que en  vuestros directos, partiendo de la base de lo festivo de los temas y de que sois siete en un escenario, uno  no tiene tiempo de aburrirse. Entiendo que los conciertos los veis más como un fiesta...

NF: Tampoco lo enfocamos así, de hecho me sorprende que se pueda ver nuestra música como muy festiva, porque también hay muchas canciones introspectivas. Pero si que en los conciertos se lía. Al ser siete como dices,  y con colaboraciones que siempre traemos. Por ejemplo, en el último concierto vinieron vientos, una trompeta y un saxo. Y amigos cantantes que participaron en dos canciones. Al final la gente se viene arriba, un poco como una misa pagana. El disco, en general, es un poco de celebración de la vida. 

CEC: Vamos a hablar de “Belly of the Whale”, que es el primer adelanto de un nuevo trabajo, que está previsto que salga a finales de este 2021. El empezar a moverlo con casi 4-5 meses de antelación, me hace preguntarte  ¿Cuáles son los próximos pasos hasta la publicación del mismo? Porque entiendo que la composición y grabación de los temas, está si no acabado, a punto.

NF: Aunque parezca un adelanto de un álbum ya terminado, realmente no es así. Ese tema lo grabamos sorprendentemente en enero de 2020 con Adriana. El video clip lo grabamos en noviembre, después de la pandemia y ahora por fin lo publicamos. Tenemos otro single que va a salir en menos de dos semanas, el 16 de julio. Y en este momento, nos encontramos la banda entera, aquí viviendo en una casa en Boadilla. Donde tenemos un estudio montado y estamos en proceso de grabar nuevas canciones que formarán parte del nuevo disco y que algunas iremos publicando como singles este verano.

CEC: ¿Por qué habéis tardado tanto en sacar este tema?

NF: Por el Covid, como todas las bandas.  Somos siete, y eso nos ha hecho ver que la organización, planificación y  todo en general cuesta más. Cada uno se dedica a una cosa, cada uno tiene sus horarios. Y haber podido, por ejemplo, quedar semana a semana para ensayar y  trabajar la música, ha sido un proceso complejo. Poniendo el alma en ello, pero cuesta.

CEC: ¿Cómo nació la idea de colaborar con Adriana Proenza para este tema? ¿Qué es lo que buscabais en ella y que es lo que habéis encontrado?

NF: Pues recibimos un mensaje de ella, antes de navidad del 2020, diciendo que le moló nuestro disco y que molaría hacer una colaboración. Nos encantó como cantaba y decidimos  desarrollar un tema más moderno, más soul. Ella escribió unos versos y trabajamos juntos. 

CEC: Comentas que es un tema más moderno. Y es cierto, porque una vez lo escuchas, parece que hay una aceleración en el tiempo, en comparación con los temas de vuestro primer trabajo, sonando más moderno. ¿Hay una pista o especie de señal de lo que va a ser vuestro nuevo trabajo?  Musicalmente  ¿va a tirar más hacia lo moderno o queréis mantener vuestra esencia?

NF: Sí que estamos llevando el sonido hacia algo más actual. Al final,como banda, se empieza y se va encontrando su propio sonido. En esa evolución, somos conscientes de que hay que estar en sintonía con los tiempos que corren. Y con lo que a la gente le gusta. Obviamente no vendiendo un estilo, pero haciendo una música que nos guste y con unas referencias modernas que nos gusten. 

CEC: ¿Es como buscar un equilibrio?

NF: Exacto. Porque puede salir una idea para una canción,  que suene más antiguo, pero igual le aportamos toques que la modernicen. 

CEC: Me has comentado antes que solo pudisteis hacer dos conciertos, hasta que se paró todo un poco con la pandemia y ahora estáis liados con el nuevo disco. ¿Vais a coger los nuevos meses y recuperar los escenarios mientras trabajáis  en el disco?.  ¿O os vais a centrar en el disco y luego ya salir a la carretera con los dos trabajos?

NF: Pues queremos hacer una presentación de nuestro nuevo proyecto a la vuelta de verano, en un teatro. Nos gustaría incluso, enfocar el directo del próximo trabajo para teatros. Desde  hace tiempo exploramos el directo como algo más performance, más teatral. Pudiendo añadir algo más de escenografía. Queremos trabajar ese concierto como representación única. Hacer una prueba a la vuelta de verano, de cara cuando salga el disco, ver si eso puede funcionar para girar en ese formato. 

CEC: Estáis metidos en vuestro segundo trabajo, que suele ser el que define la carrera artística, en cualquier variante. El que confirma si el primero fue flor de un día, o si hay un trabajo, donde se vislumbra si hay un futuro. ¿Esto os mete bajo una cierta presión?

NF: La verdad que para nada, porque nos mantenemos más fieles al hecho de crear canciones. Por ejemplo ahora los compis de la banda, están jugando al ping pong. Nos lo pasamos bien, compartiendo nuestra amistad y compartiendo nuestros talentos. Es todo un honor tener un proyecto con ellos. Disfrutamos haciendo canciones y experimentando con sonidos. Lo que sale nuevo,  está siendo la continua evolución de esa conexión entre los siete. Entonces,  creo que al haber ido hablando entre todos, de cómo vamos madurando, pues el sonido SI o SI , va madurando . Siento que puede ir llegando cada vez más a más gente.

CEC : Por lo que dices de madurar.  Si “Naked Family” continua... ¿das por hecho que no va a sonar igual el “Naked Family” del 2021 que el del 2030”?

NF: ¡Sin duda! 

Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

Últimos comentarios