Imprimir esta página
Martes, 11 Febrero 2014 16:03

Entrevista a Santi Balmes, líder de Love of Lesbian, en exclusiva para CEC: "El lema de este país es 'Se puede hacer PEOR. PODEMOS'

Escrito por  Publicado en Entrevistas CEC Música , Noticias, Mis huevos toreros

Después de dos años sin parar de tocar por toda la geografía española, Love Of Lesbian piensan hacer un alto en el camino durante el 2015.

Cultura En Cadena tuvo la oportunidad de acercarse un poco a esa enorme gira para preguntarle a Santi Balmes sobre como han vivido todo este fenómeno de masas, sus planes de futuro, sus próximos conciertos, su visión de la música y hasta del estado de la cultura en nuestro país. Santi se muestra interesado y comprometido.

-Ya os pasó algo similar con la gira de 1999, arrasasteis por donde pasabais y os convertisteis en un fenómeno de masas. ¿Cómo lo vivisteis entonces y como ahora, que parece que todo se ha multiplicado por mil?

 -Bueno, no se ha multiplicado por mil, jaja. Se ha mantenido, cosa que en estos tiempos es para darte con un canto en los dientes, o, como diría Joan Ra, con un diente en los cantos.

 -Terminasteis aquella gira con tres conciertos en el Razzmatazz, ahora volvéis a hacer dos fechas seguidas en el mismo sitio. ¿Habrá sorpresas como pasó en aquellos?

-Al final habrá tres fechas. Pues la verdad es que no lo hemos planteado aún. Seguramente recuperaremos algún tema que no tocamos desde el Pleistoceno. Seguramente.

-Después de estos conciertos, ¿cuál es el plan? Hace poco hiciste unas declaraciones en las que decías que pararíais un tiempo. ¿Nuevos temas? ¿Nuevo disco?

-En principio sacaremos 3 temas, más que nada porque nos apetece, sin ningún plan establecido. Luego haremos algo diferente en los festivales de verano, que nos divierta. Y en 2015 trabajaremos en silencio. Necesitamos parar, al menos yo. Ver las cosas desde una distancia saludable. Es lo que pasa cuando te da la sensación de que has pisado el horizonte.

-Os han puesto la etiqueta de grupo indie, pero la verdad es que la idea que yo tengo de indie no es esta. ¿Realmente sentís que esa etiqueta os puede definir?  No hablo solo musicalmente, “independiente” es también un concepto de grupo que vosotros hace mucho tiempo que dejasteis atrás.

-Ha llegado un momento que nos la suda que nos consideren indies, ya lo hemos sido durante unos cuantos años. Veamos, es que eso de si LOL es indie, dependerá de a quién se lo preguntes. Por nuestra parte, seguimos haciendo lo que queremos en todo momento, y si algún día hemos tomado una decisión equivocada, hemos sido nosotros los responsables, cosa que sirve para aprender continuamente. ¿Cómo llamar a eso? Si pillamos a un talibán del concepto indie, te dirá que hemos hecho un anuncio, que tocamos para miles de personas, que hay gente muy joven en primeras filas, y que por ese motivo no somos indies. Pues perfecto, porque, sinceramente, cuando leo cosas como “han cambiado” me pregunto dónde estaban cuando éramos supuestamente auténticos, porque venían 12 personas a nuestros conciertos, siendo optimistas. Si preguntas a otros, dependiendo de la música que escuchen en casa, te dirán “uy, esos de love of lesbian son muy indies para mí”. Pero, volviendo a lo indie, por lo visto hay una ortodoxia, una manera de hacer las cosas, unos aforos determinados, incluso un sonido determinado para ser englobado en ese término. Pues bien. La verdad, hay demasiado arquetipo, y es un debate que en realidad le suda el nabo al 99% de habitantes de este planeta.

Añadiré que tampoco considero que el palabro “indie” sea sinónimo de calidad, sería más correcto decir que el término intenta definir a bandas que intentan proponer cosas diferentes, auto gestionarse, supongo que esa es la definición que me incomoda menos. Pero muchas veces en este sector hay demasiado interés por la forma y muy poco por el fondo, al final nos perdemos en un discurso vacuo, emocionalmente sectario, y líricamente demasiado críptico y con un punto, algunos veces, de  arrogancia. Mira, nosotros hacemos algo así como música, como mínimo lo intentamos. Ya sabes, transmitir, conectar… Que te guste o no, es otra cosa. Ese debería ser el debate. Sin acritud. Pero no acostumbra a ser así. Estamos de vuelta, así que no problemo.

-¿Qué piensas de que vuestros directos sean casi como inmensos karaokes donde la gente llega a entrar casi en trance? Lo digo en serio. Os he visto muchas veces y la experiencia que vive la gente a veces me deja sorprendido.

-Es inexplicable. Es magia. Si sabemos que hemos hecho felices a muchas personas durante las dos horas del concierto, piensas que eres un privilegiado.

-¿Cómo os afecta todo el rollo de la fama? Ahora mismo sois uno de los grupos más importantes del panorama nacional. Está claro que hay mucho trabajo detrás, ha quedado claro que sois currantes e incombustibles, pero no dejáis de estar en boca de todo el mundo y en todos los carteles de cada festival. ¿Sois conscientes del fenómeno Love Of Lesbian?

-Hace poco, no diré el lugar, iba caminando por una ciudad X, cuando un coche de policía paró a mi lado. El policía salió corriendo  del coche y me preguntó si quería hacerme una foto con él, justo cuando yo ya estaba dándome a la fuga, jaja. Supongo que salí en la fotografía algo…pálido. La mayoría de la gente es muy amable. Lo que no se lleva bien es la impertinencia. Pero, vamos, es muy bonito haber conectado con tanta gente, y tan dispar en edades, estilos. De alguna manera, somos una banda transversal. Supongo que el truco está en ser personas, con sus virtudes y sus defectos, es decir, imperfectos.

-Es inevitable que termine hablando contigo de la subida del IVA sobre la cultura en nuestro país. Sois un grupo que a pesar de todos los inconvenientes que el gobierno está poniendo, vais tirando de una manera imparable. Además de no parar de tocar, llenáis por donde pasáis, y eso es algo que cuando hablo con otras bandas también de primera división, me dicen que lo han notado, ya no solo en que tienen menor número de bolos,  sino en que la afluencia de público es menor.

Me gustaría saber tu opinión acerca de esta subida tan abusiva y cómo ves el futuro de la industria en nuestro país.

-¿Cómo veo el futuro de la industria cultural? Vamos a ver, por partes.

En primer lugar hay que ser consciente de algo. La cultura siempre ha estado mal, y siempre ha sido secundaria en la vida de la mayoría de las personas. La cultura que a ti y a mí nos puede interesar (que no porque nos guste quiere decir que sea la mejor), interesa a un porcentaje de la población determinado, y no llega ni siquiera a una décima parte de la población. Si te paras a analizarlo, llegas a la conclusión de que el interés o el apoyo a la cultura (repito que el significado de “cultura” puede cambiar mucho de una persona a otra), pero en general, apenas ha cambiado de década en década, es como pensar que en el Renacimiento todo el mundo iba por los barrios diciendo “ Da Vinci eres lo más, ra, ra, ra” o pensar que en los sesenta todo el mundo participó en el mayo del 68 con un libro de Sartre. Y unos cojones, jaja. En mayo del 68 España estaba petada de franquistas, esta es la verdad. Vamos, intento decirte que ni ahora, el tema de las humanidades o la cultura ha sido primordial para ningún gobierno, pensar que otras épocas fueron mejores, no sé, creo que no es cierto, la historia es un mito, es muy patrañera. Siempre, siempre, en todas las épocas, habrá una minoría de gente inquieta y una mayoría que se deja llevar, que no busca sino que consume, y allí está el caldo perfecto de cultivo para crear una generación de votantes de según qué partidos políticos. Prefiero encajar la realidad como es. No todo el mundo va al teatro asiduamente, ni está pendiente del último trabajo de, yo que sé,  “Wisconsin on the Beach jumping like abnormals” o la última novela de Vila Matas, porque a veces, cuando hablo de estas cosas con amigos, me doy cuenta de que a la mínima perdemos la perspectiva de las cosas, perdidos en nuestros particulares micro-climas. El libro más vendido ha sido el de Belén Esteban, y esto es lo que hay aquí, en este país, en el año del señor 2014. A la ciudadanía no se la ha educado, no ha interesado, y como país hemos perdido la oportunidad. La gente no tiene la culpa.

Las personas  suficiente trabajo tienen como para llegar a fin de mes, muchos andan en situaciones realmente precarias, como para preocuparse del IVA cultural. La culpa NO ES DE LA GENTE, sino de los que, teniendo conocimiento o poder, o ambas cosas, tienen la oportunidad y la obligación de coger de la mano al pueblo y decirles “como país, vamos a subir un peldaño. Todos”. Y no ha sido así.  Hay que hacer que la gente pueda elegir entre diversos estímulos y maneras de ver la vida, conozco a muy pocas personas a las que, si se les ha dado un estímulo, no hayan reaccionado positivamente. Pero no interesa. Al “magnífico” gobierno de este país le interesa tener a la masa adormecida ¿Cómo se logra? Eliminando asignaturas humanísticas y dificultando el acceso a la cultura mediante el precio. Es intencionado y vengativo, por supuesto que no es gratuito. Pretenden que las futuras generaciones piensen simplemente en enviar “whatsapp” y cosas por el estilo. El lema de este país es “Se puede hacer PEOR. PODEMOS”. Pero no hay nada que hacer, excepto no votarlos, o sacarlos literalmente del mapa. La historia se repite, on and on….

-Algunos bajan el precio de las entradas, otros asumen el coste de la subida del IVA para echar un cable a la gente, pero vosotros seguís vendiendo entradas y poniendo el cartel de Sold Out a precios más elevados. ¿Cuál es el secreto?

-Hemos mantenido los precios, Sergio. Y hemos tenido que prescindir de personal ganando menos. Intentamos no ser rácanos en nuestros conciertos. Que la gente diga “ha valido la pena”.