Publicidad
Sábado, 14 Noviembre 2015 14:43

DONDE MÁS DUELE

Escrito por  Publicado en Aquí hay tema

Ya hemos escuchado los discursos oficiales, protectores -y siempre ineficientes- de los máximos mandatarios de los países ante el ataque terrorista de París.

Es hora de pensar un poco, reclamar una acertada acción política y despertar un poco de nuestro 'sueño occidental'.


No hay dolor más grande que el que te da de lleno. Y en casos como el de los atentados de París, en los que las victimas podrían haber sido cualquiera de nosotros, o nuestros amigos y familiares, la conmoción es total.

Eso es exactamente lo que buscan estos sangrientos terroristas: causar conmoción.

Causar conmoción a una sociedad individualista y poco acostumbrada a sufrir, como la nuestra. Una sociedad que cierra los ojos no solo a los problemas de los demás, sino también a los suyos propios. Una sociedad que camina ciega, inhumana e insolidaria.

Pues justo eso es lo que buscan los terroristas: hacer daño a la sociedad occidental golpeándola donde más le duele. No sabemos muy bien qué buscan, ni qué quieren: hay demasiadas conjeturas. Lo que si podemos intuir es que intentan golpearnos en nuestro punto débil: nuestra moral.

Sí, nos guste o no, en Occidente, Europa, etc... vivimos muy acostumbrados a establecer, pensar y organizar nuestra vida en esa "zona de confort" que establece la acomodaticia sociedad del bienestar. Una sociedad donde nunca pasa nada, donde siempre se mueren los otros, donde a menudo nuestro principal deseo es llevar vidas cómodas, felices, confortables, hasta llegar a disfrutar de una cómoda jubilación. Tener un buen trabajo, una buena casa, protecciones sanitarias, incluso tener muertes tan cómodas e indoloras que no causen la menor molestia a nadie, ni al que se queda ni al que se va.

Una sociedad, en definitiva, adormilada en un sueño y bálsamo lleno de mentiras, mentiras y mucho bienestar. Todo el bienestar posible para nosotros, para nuestras mascotas, para nuestros familiares, para nuestros amigos... En definitiva, para ese "todo el mundo" que no es más que "mi propio mundo" o "aquel mundo que me afecta".

Un bienestar que, como bálsamo indoloro, nos hace vivir y pensar la vida sin sobresaltos, sin que podamos creer que nada puede romper esa zona de confort en la que habitamos. Un confort que -obviamente- no es igual para todos, pero si aceptado por regla general por el grueso de esa sociedad que vive adormilada, anestesiada...

Y es ahí donde los terroristas golpean a Occidente, justo en su punto débil. Saben bien como hacerlo. Tienen los métodos infalibles por como los realizan. No sabemos bien qué va a ocurrir, o como van a reaccionar los estados afectados -en este caso el francés-.

Está claro que el que golpea primero golpea dos veces, y por ello los terroristas llevan ventaja. No sabemos, repito, como va a reaccionar el estado francés, ni tampoco los demás estados que, como España, viven amenazados. Es de esperar que por parte de unos surja el odio y la ira, y con esto nuevamente habrán ganado los terroristas, pues desatar la ira contra un enemigo invisible no causará otra cosa que el hecho de que esta ira ciega recaiga sobre los que menos culpa tienen.

No sabemos, pues, qué va a ocurrir, como reaccionarán los lideres políticos franceses ni las máximas autoridades europeas, y qué soluciones van a dar a una sociedad como la francesa, demasiado acostumbrada ya a ser un blanco fácil para estos terroristas.

Una sociedad como la francesa, muy compleja, en la que la integración racial de algunos sectores inmigrantes es muy deficitaria. No sabemos bien qué va a ocurrir, pero tampoco nos engañemos, pues al estado francés se le exigirán medidas algo mas enérgicas que salir a las calles a manifestarse cantando pacíficamente la "marsellesa".

Medidas enérgicas que, por desgracia, a menudo suelen convertirse en medidas represivas, y en esto si que estoy completamente convencido que la represión sistemática y de control contra sectores inmigrantes no dará tampoco el mínimo resultado, sino todo lo contrario, pues es bien sabido que las "banlieue", aquellos barrios donde viven los inmigrantes de origen musulmán, viven ya muy castigados.

Castigados por encontrarse en un lugar que podríamos denominar como "ninguna parte". Un lugar que no es Francia, la Francia que los desprecia, margina y excluye, y que tampoco es ya ese lugar de origen al que ya no pertenecen... Todas estas y muchas más, son cuestiones muy complicadas y de muy difícil solución.

Lo único que si sabemos es que la zona de confort donde se hallan nuestras vidas está siendo dinamitada, y solo podemos esperar que esto nos despierte del irreal sueño en que vivimos, y que los "grandes" lideres políticos y demás "autoridades" que "nos gobiernan" vayan tomándose los problemas de los demás mas en serio y se dejen de campañas del "odio" y de montar nuevos "paripés".

Pues, de no ser así, esa artificial luz llamada Occidente, que brilla en este mundo de tinieblas, no tardará mucho en apagarse...

CEC se solidariza con todas las víctimas de cualquier acto violento en cualquier parte del mundo.

Pedimos responsabilidad, medidas eficientes y REFLEXIÓN a todos los líderes políticos y máximas autoridades.

La impotencia contra el terror ha quedado patente.

Los ciudadanos nos sentimos vulnerables y todo esto da mucho miedo.


Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios

Suscríbete al RSS del Calendario de Series de CEC

Recibirás todas las nuevas fechas que incorporemos en nuestro calendario de series en tu e-mail y podrás preguntarnos sobre los próximos estrenos. Un servicio exclusivo y gratuito proporcionado por CeC.

Clicka aquí

Calendario de series USA, España, Reino Unido, Latinoamérica...

Todas las fechas de estreno, parón y regreso de series confirmadas oficialmente, AQUI.