Publicidad
Lunes, 21 Enero 2013 05:13

ELOGIO DE LA MALA HOSTIA

Escrito por  Publicado en Aquí hay tema
¿mala hostia o...?

Image by txumia via Flickr

Uno de los deseos más profundos que conscientemente y con más ahinco he perseguido durante años era el deseo de tener ''MALA HOSTIA".

Realmente no es que no la tuviera sino que estaba mal encauzada, me faltaba reafirmarla para que este brote tan deseado por mi creciera sano y fuerte. Yo  soy un individuo absolutamente crítico, siendo esta condición mi mayor causa de goce, felicidad y libertad y, aunque he ejercido la crítica interiormente a base del libre y sano pensar, comprendí un día que éste ánimo mío LIBERRIMO y crítico, al salir a la vida social y cotidiana necesitaba de un formato expresivo mas adecuado y conveniente, y dicho formato era sin duda el de: ''Mala Hostia ''.

Como un cientifico observador, decidí experimentar en diferentes entornos sociales, como por ejemplo en mi puesto de trabajo, y pude observar detenidamente cómo algunos de estos individuos que hacían gala o ejercían esta ''mala hostia'', se reían y estaban más contentos que la media, y aunque otros individuos por detrás les ponían a parir diciendo que eran malos, cabrones o que estaban locos, luego increíble e hipócritamente, cara a cara, les reían todas las gracias, les daban la razón, incluso parecían elogiarlos.

 

perro_cabreado

Image by Chesi - Fotos CC via Flickr

Como buen sabueso, me adentré en mi psicología intentando buscar el por qué de este extraño y contradictorio comportamiento, y he aquí que encontré el resultado a esta extraña cuestión, la respuesta era: MIEDO, simplemente miedo, estos individuos digamos con ''menos mala hostia y más dociles'' simplemente lo que intentaban era no despertar más a LA BESTIA de su propia ira, pero esta actitud que en principio puede parecer puro pragmatismo, en la práctica no daba tan buen resultado, pues estos eran simplemente rehenes de su propia cobardía. Y por eso les reían las gracias y demás, y también por eso LA BESTIA  estaba tan contenta y feliz.

Despejada la incógnita de tan curioso conportamiento, me pregunté a mi mismo: ¿podría yo ser como pretendía una bestia de ''mala hostia''  feliz y contenta  como ellos?, ¿y  teniendo en cuenta que yo no era ni un cabrón ni una mala persona como supuestamente eran estas otras bestias, tenía yo algo que temer?.

La respuesta: mi deseo y mi determinación estaba clara: DEBERIA DE PROBAR. He aquí mi voluntad interna  y mi perseverancia en este deseo tan mío. A fecha de hoy, después de un largo aprendizaje, posterior transformación y adquisición de esta ''MALA HOSTIA'', tras ejercerla durante un tiempo, el resultado es el siguiente:  MARAVILLOSO, UN ELIXIR DE VIDA, ALEGRIA, CREATIVIDAD, Y CONTENTO.

 

Gatuno

Image by lezuck via Flickr

Comprendí también que lo que le ocurre a mucha gente es que dicen las cosas con la boca pequeña o no las dicen por miedos, lo que les hace poco o nada críticos, y encima se cabrean porque no son capaces de expresarlo o se sienten frustrados. Por contra, el elixir de la ''MALA HOSTIA''  me ha dado la libertad de decir absolutamente lo que quiero y aunque lo hago con vehemencia y me puedo equivocar, la ejerzo siempre desde el más ABSOLUTO RESPETO HACIA EL OTRO, permitiéndome ser como yo soy: CRITICO CON MUCHAS COSAS ESTABLECIDAS Y PONIENDO EN DUDA DEMASIADAS VERDADES QUE NOS VENDEN O QUIEREN HACERNOS CREER Y ACEPTAR.

También en las relaciones el resultado ha sido fantástico, ahora ejerzo la ''mala hostia'' con firmeza, pero sin acritud ante los estúpidos, y siempre mediante el diálogo, actuando de una manera ponderada, con respeto y cariño con mis iguales. Esta '' MALA HOSTIA'', si no lleva inquina alguna, es simplemente un no agachar la cabeza ante la mentira, el absurdo ,la estupidez o la injusticia y ser sincero con uno mismo.

 

Sol cabreado

Image by Xurxo Martínez via Flickr

Reconozco también que a veces ME APROVECHO DE MIS DEFECTOS PARA HACER USO DE MIS EXCESOS pero no engaño ni falto a nadie, también me permito jugar de vez en cuando con otras bestias más salvajes que luego resultan no serlo tanto. Quizás esta sociedad de mansos cabreados que te dice constantemente cómo tienes que vivir e incluso cómo tienes que morir, esté necesitada de un poco más de crítica con firmeza, o sea de MALA HOSTIA para almenos estar contentos con el ejercicio propio de la sinceridad, el orgullo, respeto y la dignidad .

Comentarios (0)

Escribir comentario

  • mala hostia
  • elogio
  • elogio de la mala hostia
Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios