Viernes, 13 Marzo 2020 18:55

Las costuras del sistema: El estado de alarma REAL de una sociedad que NO FUNCIONA.

Escrito por  Publicado en Aquí hay tema

Ficción VS realidad

Conceptos a revisar: esto NO funciona.

La sanidad no garantiza la salud, y el sistema sanitario existente colapsa. Superpoblación, y envejecida.

El sistema capitalista, en detrimento del humanismo, alimenta a parásitos que no responden cuando se les necesita.

La educación no ha funcionado: en tiempos de egocéntricas redes sociales y máximo nivel de distracciones, las autoridades tienen que insistir en re-educar al personal. Demasiado tarde.


Se cumple la teoría de la colapsología que ya expusimos en nuestra crítica de la serie "L'EFFONDREMENT", corroborando una vez más que la ficción es y será la única realidad.

¿Dramatismo y exageraciones? Nuestros seguidores saben que las mínimas: intentamos en todo momento ceñirnos a la realidad aunque en muchos casos, demasiados, ésta supere a la ficción. Para muestra, la situación que se está viviendo a nivel internacional. El coronavirus es parte de las causas anunciadas por la colapsología.

Es un buen momento para revisar conceptos y darle un poco de cancha a la ficción de la buena. Nada de chorradas tipo "COBRA", sino teorías basadas fundamentalmente en la observación del desbocado comportamiento humano con los actores principales de la economía tirando de los hilos.

En su declaración (CLICKA AQUÍ), el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha pronosticado un aumento de casos de infectados hasta la cifra de 10 000 cuando a día de hoy es de 4300. Bien, desde CEC, estamos convencidos de que esta cifra ya es un hecho y ellos lo saben. Mañana SÁBADO se reunirá excepcionalmente el consejo de ministros...

¿Por qué en Sábado? ¿Es acaso pura coincidencia que recaiga en fin de semana? ¿Es una casualidad que justo hoy, viernes 13 de marzo, se cierren lugares de ocio cuando tenemos por delante el ejemplo italiano? ¿No se habrían podido tomar medidas cautelares antes? 

Los astros NO se alinean a favor del Gobierno sino que ya se encargan las autoridades de que las decisiones y mensajes importantes se tomen y emitan respectivamente en los días en los que la sociedad está más distraída. Fines de semana y vacaciones de verano o navidades son los predilectos para jugar los partidos decisivos a puerta cerrada. En momentos de caos y decisiones complejas, un breve comunicado o nota de prensa, para que no se diga que no se informó de ello. Esperamos que mañana no se repita.

Primera evidencia ante la evidencia: Los 10 000 infectados ya deben existir, pero se informará a la población civil en diferido para ellos ganar tiempo y no alarmar dentro del Estado de Alarma. Es lógico aunque no lícito.

Segunda obviedad: El sistema sanitario se colapsa. Faltan efectivos a todos los niveles. No hay personal suficiente para responder a una emergencia, no hay camas y la infraestructura general se revela como LIMITADA. ¿Causas? El presupuesto dedicado a estos efectos es DEFICIENTE.

CONCLUSIÓN: Las costuras del sistema quedan al desnudo.

  1. Vivimos en un mundo capitalista donde las administraciones y todos los estratos sociales están enfocados a mover y servir a la maquinaria económica. El mismo sistema sanitario que debería asegurar el bienestar de las personas está orientado a alimentar la voracidad del colosal gigante económico. 

  2. La sanidad no garantiza la salud. Ante una pandemia como la que nos atañe, hay que tirar de todos los recursos posibles. Incluso del ejército. Superpoblación, y envejecida. Un alto tanto por ciento de seres humanos en riesgo.

  3. El presupuesto destinado a ciencia y sanidad es INSUFICIENTE porque el motor de esta sociedad es otro. Vender, vender, vender. Dinero, dinero, dinero. La educación no ha funcionado tampoco. En momentos como este, los máximos mandatarios intentan reeducar a una sociedad que no sabe comportarse, y que niega la evidencia ante la evidencia. Y si no sabe comportarse es porque la han educado para otros menesteres. ¿Competir, alimentar constantemente su ego, consumir, producir, viajar, perder el tiempo?

  4. Hemos estado alimentando a una serie de parásitos, compañías de seguros primordialmente, que no responderán como se espera ante la necesidad. 

  5. La palabreria que ha funcionado debería ser puesta, de ahora en adelante, en tela de juicio. Y ser tomada críticamente: seguros, garantías, fuerzas del orden, autoridades, sanidad, medidas cautelares, pensión, etc. Son conceptos que reposan en unas bases irreales, pues cuando hay que echar mano de ellos, se disipan dejando en evidencia el humo del que están hechos.

 

Comentarios (0)

Escribir comentario

  • coronavirus
  • estado de alarma coronavirus
  • estado de alarma
  • se os ve el plumero
Publicidad
Publicidad

Últimos comentarios