Publicidad
Miércoles, 12 Septiembre 2012 10:49

Optimismo, pesimismo, alegría, angustia e inconsciencia

Escrito por  Publicado en Filosofía(s)

¿Quién está más cerca de lo real? ¿Tenemos motivos para ser optimistas? ¿Los tenemos para ser pesimistas? ¿Es el optimista, como dicen algunos filósofos, el que está condenado a la angustia?

Dicen que el optimista, más tarde o más temprano, acabará frustrado. En cambio, el que sabe que lo que hay es justo eso, lo que hay, está condenado a lo que Pascal llamaba la gracia y Nietzsche la alegría...

No confundamos, pues, la alegría con el optimismo. Ni ser pesimista estar triste o amargado, comentarios que recibirán todos aquellos que no den la versión más optimista de la realidad, resultando de todo ello unas confusiones que se atragantan y que en realidad son simplistas e ignorantes.

Parece que ser optimista es lo hay que hacer, o aparentar. Por poner un ejemplo reconocible y público, cuando hay unas elecciones en el mundo de la política, vencedores y vencidos enarbolan la bandera del optimismo. Todos han ganado, la democracia funciona, hay que poner buena cara, y destacar aquello que pueda ser positivo, por ínfimo e irreal que realmente sea (y que todo el mundo sabe, que es lo más curioso e inexplicable del caso...). El balance y el resultado siempre parece ser bueno, o en su defecto, debe serlo. ¿Es realmente lo bueno? ¿Que todos estén satisfechos? ¿Incluso los que han perdido claramente? ¿No es esto un paso hacia atrás? ¿Acaso no están maleducando emocionalmente a todo el mundo? ¿Es realmente bueno ser optimista en una sociedad como la nuestra? ¿No sería mejor hacer una autocrítica que parece que nunca llega? ¿No sería mejor dejar de autoengañarse? ¿Es positivo alimentar el optimismo? ¿Por qué hay que ser optimista?

Hoy reflexionamos sobre el OPTIMISMO, pero quisiera, en la medida de lo posible, darle al tema un enfoque diferente y (con)centrado en todo aquello que parece que todo el mundo quiere y desea ignorar, una forma de inconsciencia que no te permite estar a la altura de lo que (te) pasa. Hay algo ahí de cándido, de ingenuo...pero otro mucho de tóxico y perjudicial para todos. Sé lo que algunos están pensando, y es algo que no soporto. Antes de seguir, aclaro que esto lo afirmo rotundamente y no porque venda más, o quede mejor ser pesimista, es que lo soy. Que quede claro este asunto. Sigamos hablando claro, tanto como pueda.

No soporto a los optimistas crónicos que piensan que las cosas siempre acaban bien. Los desatadamente optimistas, o los que fingen serlo, siguen siempre esa misma senda. Se preguntaban los filósofos qué era lo que esperaban los que tenían esperanza y, en cambio, ¡qué gran virtud la de la impaciencia!, pero ese sería otro tema.

Hay lugares físicos y situaciones sociales, como cuando estamos en una fiesta o en según qué trabajo, en los que está incluso prohibido ó mal visto el hecho de ser pesimista, convirtiendo al optimismo crónico en un nuevo dogma de una sociedad enferma de credos y carente de reflexiones serenas. Un comunicador no puede serlo, por ejemplo. Y traslado este tema al mundo de los medios porque al fin y al cabo son los que controlan al rebaño, ya sea con la intervención de los diferentes poderes o no. Los comunicadores, periodistas, etc...tienen que ir sonriendo por la vida, y "venga p´alante", entre todos lo conseguiremos todo, y la vida es bella, y tal y tal...


 

#RetoOptimismo

#RetoOptimismo (Photo credit: Serisa_tog)

Todos los que trabajan de cara al público tienen que ir con una sonrisa tipo spot de la Coca-Cola porque de lo contrario, no se les podría tolerar. En casi todos los espacios y productos se tiene un tono alegre, desenfadado y animoso. Sin embargo, y obsérvese la nueva contradicción, no se puede hacer un periódico con buenas notícias, pues no son atractivas. Los medios de comunicación, pues, tienen tendencia a hablar de las catástrofes y consiguen audiencia con sus malas notícias...

 

¿Hasta qué punto la lógica en los medios de comunicación no sería el de transmitir un tono levemente pesimista? Si cada día viésemos telediarios trufados de BUENAS NOTÍCIAS, probablemente la gente tendría una cierta sensación de fastidio. Porque, al fin y al cabo, este es otro elemento de esta sociedad aparente, en la que nunca pasa nada malo y en la que todos sus integrantes se esfuerzan por dar la versión más positiva de la vida de uno mismo, repitiendo y asegurando que todo va muy bien, en muchas ocasiones por aparentar más y mejor que el resto. ¿Es creíble finalmente alguien que siempre te dice que todo le va bien y que tiene una casa, un matrimonio y un jardín perfectos? No ante mis ojos, siempre celebraré y me creeré más a aquél que está teniendo un buen momento pero que, de vez en cuando, como nos sucede a todos sin excepción, tengan bajones y te confiesen que en algo se puede mejorar su situación vital. Porque de eso se trata, de evolucionar, y el optimismo constante no creo que contribuya demasiado a dicha causa.


 

Español: Retrato de Baltasar Gracián que se co...

Español: Retrato de Baltasar Gracián que se conserva en Graus, restaurado. (Photo credit: Wikipedia)

Y por último: no pasa nada por ser pesimista. Todo el mundo experimenta contrariedades y, a veces, cosas peores. Lo que no se puede es ir a lo trágico, pues justifica el pesimismo y vende más que nada, y presentarlo con una sonrisa porque es lo que también vende, y traslado lo de los medios de comunicación a nuestra sociedad, en donde creo, humildemente pero con convicción, que aún queda mucho del pensamiento trágico, somos herederos de esa herencia intelectual que se inicia en Lucrecio y que sigue en Gracián, Montaigne...

 

No se equivoquen, el pesimismo es, según mi forma de entender, el estado más acorde con el mundo que tenemos. Lo que no sé aceptar es la omnipresencia de lo irreversible, con una sonrisa en los labios.

Comentarios (14)
  • Geoirge
    Muy bbuen articulo, mejores comentarios. tengo que pensar un poco sobre todo esto...Gracias por abrirme la luz
  • maria fernanda  - Me pueden dar una informacion clara
    necesito que me expliquen por que hay que ser opimista frente a la vida porfavor me darian una gran ayuda.
    Gracias.
  • rene  - omsimisep optimismo
    Debemos conocer ambos ,y en este caso diseccionar el significado y etimologia de cada palabras, asi como su entendimiento , primero: pesimismo u optimismo se presentan y son formas de pensamiento, no de accion esto es muy importante comprenderlo y no mezclar en principio accion con pensamiento, luego hay que ir diseccionando o sea quitando terminos que nos puedan confundir, ejm: el pesimismo es bueno porque nos puede hacer actuar de rabia ,reaccionar,militar,ect. primer error el pensamiento pesimista es pasivo por lo tanto no puede relacionarse con algo como la ira ,la rabia , o la desesperacion,pues estos son pensamiento activos, . Ya tenemos un punto de partida el pesimimismo es pasivo, en tanto no accion. por lo tanto entender la complejidad de la vida y sus cuestiones con rabia ira o negacion no es pesimismo sino una expresion desde cualquier forma de insatisfaccion. el pesimismo es no accion ,luego hay que diferenciar algo que puede confundirnos ¿es pesimista alguien que no acepta algo ya sea personal o ajeno y dadas las circustancias particulares no puede cambiarlo , si no lo acepta eso es insatisfecho que es la expresion de que querria cambiarlo almenos que no lo acepta , que le molesta ,que no le gusta, la ira el odio el revolverse son extension de esto de la no aceptacion luego no es pesimista. el pesimismo es lo contrario es una aceptacion trajica y pasiva. Para ponerte un ejm practico de pensamiento pesimista u optimista tenemos referencias al caso en hechos en los pasados campos de concentracion nazis,o sovieticos.la personas en igualdad de condiciones actuaban y pensaban muy diferentes los gregarios que ayudaban incluso sabiendo que les iban a matar y actuaban y pensaban con dignidad y con cariño y compasion con sus iguales pudiendo venir esto de la absoluta rabia y no acptacion, . en contraposicion al pensamiento pesimista cuyas acciones eran mas personales egoistas e interesadas. un saludo
  • Optimista??  - Perdón!
    puse varias veces el comentario porque no me fije que se había publicado... upss
    jeje se nota que casi no comento en este tipo de paginas
  • Optimista??  - ...
    Qué es ser optimist exactamente??
  • Optimista??
    y que es ser optimista exactamente?
  • Optimista??
    y que es ser optimista exactamene?
  • MR. A. R.
    Yo creo que ser optimista incluso tiene un punto de irresponsabilidad o amoralidad en un mundo así, hay que estar un poco ciego para no verlo. Y no me refiero al actual momento de crisis, donde muchos se habrán apuntado al carro del no-optimismo, sino a toda la Historia de la Humanidad. ¿Alguna razón para ser optmista?
    Muy buen artículo, se me había pasado por alto, y una vez leído, decirlo que lo he disfrutado por todo lo alto.
  • Punkarra
    un aplauso para RM por comentar un artículo que no está en portada o reciente, que parece que solo existan los ultimos, y hay mucho material interesante y publicado.

    Pero ya se sabe qué pasa con la front page y el home en internet.

    Y más palmas por Nietzsche, de los pocos que me molan en filosofía, aunque estoy dispuesto a abrirme y aprender con vosotros
  • Trajano
    Excelente aportación, gran Nietzsche...Personalmente ya no la recordaba completa, y es que hay tanto autor y tanto buen texto para tener presente, compartir, etc...
    De tanto material que se puede comentar o del que se puede publicar un artículo, que uno no sabe a veces por donde empezar o seguir encadenando.

    Te agradezco tan iluminada aportación, que ya quedaba muy atrás en mi memoria (Nietzsche fue devorado por mis ojos y mi mente joven a eso de la adolescencia...)

    Creo que es importante ir tocando ciertos temas en profundidad, sobretodo aquellos que marcan el día a día y que nos intoxican a todos, como este o el de las apariencias, que van de hecho conectados o encadenados en sí mismos.

    Gracias RM¡
  • RM  - Ecce Homo, y surgió la filosofía del pesimismo.
    [b]Interesante aporte sobre el optimismo, además de que lo comparto, tanto en el engaño colectivo como en el individual. El autoengaño, el positivismo ha quedado arruinado.¿Todo lo que nos ocurre es para bien, estas cavilaciones serían de un gran sabio? Yo en cambio me quedo con este fragmento de Ecce Homo, Nietzsche.

    [i]Tendré una gran ocasión de demostrar las
    consecuencias desmesuradamente funestas que el optimismo, ese engendro de los
    homines optimi [hombres mejores entre todos], ha tenido para la historia entera.
    Zaratustra, el primero en comprender que el optimista es tan décadent como el pesimista,
    y tal vez más nocivo, dice: Los hombres buenos no dicen nunca la verdad. Falsas costas y
    falsas seguridades os han enseñado los buenos: en mentiras de los buenos habéis nacido y
    habéis estado cobijados. Todo está falseado y deformado hasta el fondo por los buenos.
    Por fortuna no está el mundo construido sobre instintos tales que cabalmente sólo el
    bonachón animal de rebaño encuentre en él su estrecha felicidad; exigir que todo se
    convierta en «hombre bueno», animal de rebaño, ojiazul, benévolo, «alma bella» o
    altruista, como lo desea el señor Herbert Spencer, significaría privar al existir de su
    carácter grande, significaría castrar a la humanidad y reducirla a una mísera chinería. ¡Y
    se ha intentado hacer eso!... Precisamente a eso se lo ha denominado moral... En este
    sentido Zaratustra llama a los buenos unas veces «los últimos hombres» y otras el
    «comienzo del final»; sobre todo, los considera como la especie más nociva de hombre,
    porque imponen su existencia tanto a costa de la verdad como a costa del futuro. Los
    buenos, en efecto, -no pueden crear. son siempre el comienzo del final, crucifican a quien
    escribe nuevos valores sobre nuevas tablas, sacrifican el futuro a sí mismos, ¡crucifican
    todo el futuro de los hombres! Los buenos han sido siempre el comienzo del final. Y sean
    cuales sean los daños que los calumniadores del mundo ocasionen: ¡el daño de los buenos
    es el daño más dañino de todos![/i]
  • JJ
    Ooooops¡¡¡ :silly:
  • Anónimo
    Estados de conciencia que alimentan los seres humanos todos los días y que hacen ver el mundo de una manera irreal. Percepciones de la vida, creo yo, porque no creo que nazcamos optimistas o pesimistas. ¿Armas para sobrevivir? Mal asunto...
    Danos tu punto de vista, comparte con nosotros, puedes leer o no el artículo. Yo no podría ser optimista con todo lo que estoy viendo en el mundo, pero todas las opiniones serán bienvenidas y bien discutidas, bajo el halo del respeto y desde la más profunda motivación: el aprendizaje.
  • Lara de Trier
    Admito que soy de los que confundía optimismo con alegría pero hoy por hoy,si hay que discernir entre ambos... me trazo una línea que separa las 4 corrientes: pesimismo, optimismo, alegría y amargura.
    Descubro pues que, en efecto, alguien alegre no tiene porque pensar que las cosas van a salir siempre bien. Eso sería ser ingenuo, igual que tampoco el que piensa que la vida es una mierda está siempre amargado.
    Sí que podríamos dejarnos llevar por lo que parece, sin embargo, lógico, y es que quien vive pensando que lo que le espera no son más que desgracias pues vive desgraciadamente, o sobrevive mejor dicho. Pero no es así. Los que pensamos que bueno, aquí estamos y esto es lo que toca, aprendemos a separar lo que es el pensamiento generalista de la vida y el día a día. Por lo menos hablo por mí...
    Es decir... en su globalidad la vida resulta ser esto y punto... aquí nací, aquí viví y aquí morí... pues eso es la vida... pero dentro del día a día tratamos de incentivar nuestra alegría. Al fin y al cabo ¿Qué es un pesimista? Dicen las frases rápidas pero no menos ciertas que es un optimista que se ha pegado una (o varias) ostias... y así es.
    Todo lo que empieza bien acaba mal pero es que todo lo que empieza mal acaba peor...
    Y así es... o así quiero seguir pensando que es. No por ello, voy a dejar de luchar día tras día por vivir algo pleno aunque el objetivo final sea la nada pues de un polvo vinimos y en polvo nos convertiremos... si todavía me dijeran que los átomos que nos constituyen se quedan con parte de la información que chupamos en vida... pero no creo que eso sea así...
    Al final llegas a la triste sensación de ¿Para qué estoy haciendo esto si al final me voy a morir? Pero esto sólo ocurre en los días más negros. Normalmente, el horizonte de la muerte no lo tienes presente a según qué edades y eso está relativamente bien. Y digo relativamente puesto que vivir pensando, constantemente, que te vas a morir, acaba por volverte loco y seguramente nos acabaríamos rajando las venas, pero por otra parte vivimos en la ilusión de llegar a ser inmortales o de ser invencibles en cierto modo... y eso tampoco es. No puede ser bueno ni una cosa ni la otra, por ello, hay que buscar la justa medida... ¿Es eso ser pesimista? Pues no lo sé... en todo caso creo que es bastante realista...
    Gracias por la cuestión suscitada... estupendo escrito que dará para mucho, SEGURO.
Escribir nuevos comentarios ha sido desactivado por el administrador.
  • optimismo
  • pesimismo
  • Pascal
  • Nietzsche
  • Montaigne
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios