Lunes, 26 Marzo 2012 18:24

La trampa de la democracia: mi demo y yo

Escrito por  Publicado en Las trampas del sistema
virus

virus (Photo credit: jiparis)

Todo gobierno es una dictadura, pues en cualquiera de ellos, unos cuantos hombres dictan e imponen sus propias normas a los demás. Y como todo lo que tiene sentido tiene su propia lógica, toda dictadura igualmente tiene la suya, y todo hombre lúcido y decidido de cualquier gobierno, si le es posible, intenta imponer la suya. Pero hay dictaduras buenas, malas... y dictaduras hijas de puta.

Las primeras, las buenas, son tristemente utópicas, pues no han existido nunca, o a lo sumo, sólo hemos tenido pequeños ejemplos larvados en revoluciones luego fracasadas, como por ejemplo la revolución francesa.

Las segundas, las malas, son las dictaduras en las que los ideólogos de las mismas, con claras ideas morales, reprimen a todo ciudadano sospechoso de atentar con su idílico proyecto de sociedad, como por ejemplo las dictaduras fascistas o stalinistas.

La tercera, la dictadura hija de puta, es la más falsa de todas, la que peor huele y la que más vómito causa, y su nombre no es otro que la dictadura de la Democracia. Esta es la peor de todas, por el simple hecho de ser la única que no tiene arreglo, a diferencia de las demás que sí lo tienen -pues tarde o temprano serán derrocadas o simplemente acabaran agotándose-, pero la dictadura de la democracia, una vez introducida en cualquier sociedad o planeta, se convierten en un virus parasitario que infectan todas las células del sistema, produciendo a su vez unos virus que difunden indefiniblemente sus genes, y como cualquier otro virus no es fácil de localizar, pues no da la cara jamas , siendo completamente invisible  a lo ojos de los demás.

El principio activo del virus de la dictadura de la democracia es la mentira y la falsedad, actuando ambos simbióticamente: falsedad, porque se mimetiza haciéndose pasar por lo que no es, y mentira porque se basa en disfrazar de verdades las mentiras.

La dictadura de la  Democracia, como en el cuento del 'traje nuevo del Emperador'', viste y se pavonea exhibiendo un irreal e inexistente traje de armiño, compuesto de idílicos y valiosas valores de igualdad, libertad, justicia, progreso y educación, que dejan boquiabierto y extasiado al pueblo admirando tanta belleza descrita, una belleza que nadie por ningún lado ve,  pero que tampoco nadie se atreve a poner en duda, sin miedo a caer en el tópico de que todo el mundo lo ve, menos uno mismo.

La dictadura de la democracia, como es pura mentira, es la excusa perfecta para hacer uno lo que le salga de los cojones, aludiendo siempre a su derecho a la libertad: da igual si este derecho afecta, coarta o daña la libertad de los demás, da igual si es justa o injusta, ante todo ampara el derecho a la libertad y a la vez crea una ristra de normas, leyes y restricciones  absolutamente arbitrarias y con un claro fin recaudatorio, que reprimen radicalmente la libertad sensata de cualquier individuo.

Del mismo modo, y aludiendo a sus principios de libertad, deja igualmente que cada uno haga lo que le venga en gana, lavándose las manos y cuidándose mucho de no interferir en cualquier ejercicio ''de libertad económica'', dejando al ciudadano al amparo del ultimo mercenario del poder económico de moda. Con estos mismos principios, es igualmente fácil encontrarse hoy en día con familias  ''muy, pero que muy  democráticas''  donde no hay normas, reglas, principios, ni responsabilidades, donde los hijos hacen lo que les viene en gana, sin restricciones ni sentido de la responsabilidad, y los padres, por dejación de funciones, tampoco asumen la responsabilidad de educar.

Comentarios (2)
  • rene
    Educacion, es conviccion e igualmente firmeza , entendida esta, simplemente como un terreno firme de sensatez y entendimiento de vida ,sin esta base debajo de los pies, estara uno en el aire o mejor dicho en un terreno abstracto donde nada es real ,donde todo se mezcla, que convierte igualmente al ser humano en algo irreal sin base e incluso inexistente ,un saludo Felipe el del ''inteligente''clarinete.
  • Felipe el del clarinete
    ¿Dictadura de la democracia o del mercado? Me alegra leer este artículo porque veo que sí, que ciertas personas se lo plantean, ¿estamos realmente ante una democracia?
    No sé hasta qué punto la dictadura proviene de la política o del mercado. Creo, sinceramente, que los políticos ya no tienen nada que decirnos. Por hacer un estúpido símil, la política al pueblo lo que los padres a los hijos y el mercado vendría a ser el novio/la novia. La política es tan estricta y ve que no hay resultados que al final acaba siendo pasota y dejando a su suerte el niño o la niña que se han ido con el atractivo mercado. Algunos padres han tratado de "educar" al niño pero ha salido como ha salido y se ha fugado con quien se ha fugado. No??? Bueno, a lo mejor no lo ves así pero está bien, sólo enriquecemos nuestros puntos de vista, es necesario para no volvernos patatas.
    Dictadura? Yo lo llamaría dictablanda. Les da absolutamente igual lo que nos pase a nosotros, lo importante es salvar sus culos. Continúan robando y robando mientras el presente y futuro del país se hunde en la miseria. Dime tú qué parte de dictadura es eso. Si creo, y pensaba que nunca lo diría, que lo que necesitamos es una dictadura de verdad para poner todo en su "sitio". Pero, ¿qué es estar en su sitio? Si es que el problema de tanta tolerancia y tanto derecho humano y tanta tontería es que hemos empezado a pensar que la mano dura es atentar contra el individuo. No lo sé porque odio la mano dura e impide que pensemos por nosotros mismos. Sin embargo, hay que reconocer que no todo el mundo está preparado para ser tratado como librepensador porque todavía estan en el amanecer de sus vidas pese a su ya avanzada edad.
    Todo esto es complicadísimo pero lo que está claro es que necesitamos una serie de visionarios que cambien los derroteros de nuestra sociedad. Me gustaría hacer un partido pero es demasiado fastidioso y peligroso porque si alguien les prohibe robar a los que se han creído que les pertenece el derecho legítimo de hacerlo por el hecho de haberlo hecho siempre, pues te pelan y punto. Algo rollo Garzón... Te quitan de en medio y listos a seguir chupando de los que no tienen.
    Seguiré pensando que otro futuro es posible, sólo necesitamos que más pensadores de adhieran, se junten y decidan cómo hacer para dirigir. ¿Es imposible? Quiero pensar que no, que otro mundo es posible, que sólo depende de esos pequeños cambios que podamos ir introduciendo nosotros como seres individuales. Siempre intento educar a los que tengo a mi alrededor. No tengo complejo de Dios ni nada por el estilo pero creo que siempre se queda algo en las personas y que, poco a poco, muy lentamente, pues podemos a través de la educación, llegar a alguna mejora...

Escribir comentario

Publicidad

Últimos comentarios