Viernes, 07 Diciembre 2012 07:57

Napoleón, Abel Gance - 1927

Escrito por  Publicado en LA FILMOTECA de The Macuto Collective

napoleon2

Hace un par de semanas escribimos sobre Fritz Lang, uno de los pocos grandes directores del cine mudo que logró tener cierto éxito una vez introducido el freno del sonido. Hoy le dedicamos este espacio a Abel Gance, que es uno de los más grandes cineastas de todos los tiempos no solamente por haber sido un pionero del cine mudo, si no porque su carrera duró unos de 60 años e hizo grandes películas a lo largo de todo ese tiempo. Sus grandes obras, sin embargo, son las que produjo antes de la introducción del sonido, porque son estas las películas donde da rienda suelta a su enorme capacidad creativa y donde logra conjugar a la perfección el aspecto narrativo y el estético del cine, innovando constantemente el lenguaje hasta el punto de que aún hoy en dia estas películas son vanguardistas. Su Napoleón es, sin duda alguna, su mejor película y un pilar del cine mudo.

 

 

Abel Gance Napoleon

Abel Gance Napoleon (Photo credit: Wikipedia)

La película dura más de cuatro horas, tiempo que solo alcanza para narrar los primeros años de la vida de Napoleón, desde su infancia en la escuela militar, hasta que el jóven general invade Italia. En este tiempo vemos el desarrollo de la revolución francesa y su casi inmediato descontrol hacia otra feroz tiranía, a la par que Napoleón se perfila como gran militar de artillería y gran patriota (y según Gance, el único capaz de enderezar el rumbo del país). La intención de Gance era hacer seis capítulos de similar duración que contaran la vida entera del personaje, pero el altísimo coste de estas megaproducciones y el titánico esfuerzo que involucraban lo hizo imposible. Aún así, con esta nos basta para darnos cuenta del altísimo nivel poético y técnico de este gran director, así como también su posición ante esta figura controvertida. Gance idealiza la figura de Napoleón hasta el ridículo, cosa que es muy difícil de tragar hoy en día (y lo era también hace 90 años cuando se estrenó esta película), y lo presenta sin ningún tipo de pudor como un mesías escogido para llevar a Francia a la gloria. Pero si nos tomamos con un poco de humor ese detalle, esta película nos puede llegar a ofrecer una experiencia cinematográfica inigualable.

 

 

English: Abel Gance photographed by Studio Har...

Français : Abel Gance photographié par Studio Harcourt Paris. (Photo credit: Wikipedia)

Para contar esta historia, Gance utilizó muchísimos recursos innovadores como daesarollar escenas de acción con cámara en mano, planos aéreos, superimposiciones, montaje veloz e inclusive imágenes hechas con cámaras subacuáticas. Pero es en la larga secuencia final, en la invasión a Italia, donde realmente Gance se supera. Toda la acción fue filmada con tres cámaras a la vez para luego ser proyectado en cines con tres proyectores simultáneos. El resultado es un tríptico de imágenes que en ocasiones se complementan para crear una especie de Cinemascope primitivo, y otras veces muestran diferentes detalles de la misma acción para crear un espectáculo visual extraordinario. Si bien desde el inicio esta larga película tiene un atractivo visual tremendo, este final es apoteósico. De más está decir que vale la pena verla. ¡Que la disfruten!

 

 

Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad