Imprimir esta página
Miércoles, 13 Mayo 2015 10:38

Citas y frases de Karl Marx. Verdades como puños (I parte)

Escrito por  Publicado en Frases y citas

"El sistema capitalista no precisa de individuos cultivados, sólo de hombres formados en un terreno ultraespecífico que se ciñan al esquema productivo sin cuestionarlo".

Karl Marx fue un filósofo, intelectual y militante comunista alemán de origen judío. Se propuso desarrollar una teoría económica capaz de aportar explicaciones a la crisis, pero a la vez de interpelar al proletariado a participar en ella activamente para producir un cambio revolucionario, finalizando en su trabajo mas importante, vinculado a la economía política: “El Capital” (Das Capital), monumental obra conformada por varios tomos. El primer tomo fue publicado en 1867 y los tres restantes, publicados por Engels después de su muerte. 

Hoy, en la Revista de CEC, repasamos sus citas y frases célebres, en una nueva selección de CEC en la que solo seleccionamos aquellas frases que nos parecen "Verdades como Puños". Primera parte.

"El progreso social puede ser medido por la posición social del sexo femenino".

"Los seres humanos hacen su propia historia, aunque bajo circunstancias influidas por el pasado".

"Las ideas dominantes de una época siempre fueron sólo las ideas de una clase dominante"

"El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra"

"Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversas formas el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo".

"El obrero tiene más necesidad de respeto que de pan".

"Proletarios de todos los países, uníos".

"Cuando haya desaparecido la subordinación esclavizadora de los individuos a la división del trabajo, y con ella, la oposición entre el trabajo intelectual y el trabajo manual; cuando el trabajo no sea solamente un medio de vida, sino la primera necesidad vital; cuando, con el desarrollo de los individuos en todos sus aspectos, crezcan también las fuerzas productivas y corran a chorro lleno los manantiales de la riqueza colectiva, sólo entonces podrá rebasarse totalmente el estrecho horizonte del derecho burgués, y la sociedad podrá escribir en sus banderas: ¡De cada cual, según sus capacidades; a cada cual, según sus necesidades!

 

Lo último de