Domingo, 09 Enero 2011 05:14

Cómo conocí a The Macuto Collective

Escrito por  Publicado en The Macuto Collective
Green reel tangle (pablo 008)

Image by Far0_RC1 via Flickr

Hace casi dos años y medio, estando en Barcelona, me comentó un amigo, cuyo oficio es el revelado de película de ocho milímetros, que había recibido de unos jóvenes latinoamericanos algo fuera de lo común. Un cortometraje filmado en un solo cartucho en el que incluso antes de la edición podía reconocerse además de una curiosa historia, un estilo muy particular. No le pedí que me mostrara el material ya que conociéndolo desde hace muchos años, sé que vela sobre la privacidad de sus clientes como si fuera un psiquiatra protegiendo el secreto médico de sus pacientes. Dejé que me comentara hasta lo que considerara ético y le pedí que me mantuviera al tanto de lo que hicieran estas nuevas promesas. Cuatro o cinco meses después me llamó y me dijo que el cortometraje de los jóvenes había sido seleccionado en el Notodo Filmfest y que lo podía ver por internet. Encendí el ordenador inmediatamente y según las indicaciones de mi colega busqué la obra en cuestión, “Al acecho”.

Con sólo escuchar el ritmo de los tambores del inicio supe que la recomendación no había sido en vano y luego del cartel de “The MacuThe Macuto Collectiveto Collective presenta” la primera imagen me cautivó inmediatamente: un plano exterior, algo sobre expuesto, de un joven en bicicleta paseando la mirada sin dirección precisa, claramente “al acecho”. El cartel con el título lo aclara justo después y acto seguido vemos a su presa, una chica tan hermosa como sencilla sentada en un banco, ni vulnerable ni inalcanzable. El joven la ve de paso y regresa con una idea muy clara de lo que quiere; se sienta en el banco de al lado y le impone su mirada lujuriosa, ella lo ve sin interés ni indiferencia, él decide embestir y lo hace, a distancia, con una lengua desvergonzada que me sacó la primera carcajada. La chica voltea el rostro con una mezcla de diversión y repugnancia que no desmotiva a nuestro héroe que justo después se pone de pie para ejecutar el próximo paso de su estratagema.

Hasta aquí os cuento para no estropear la sorpresa a los que aún no habéis gozado esta pequeña joya. Al terminar el artículo podréis hacerlo.

Con el clásico cartel de “Fin” al son de los últimos compases de la canción, que si no hubiera conocido de antemano hubiera pensado que había sido compuesta para “Al acecho”, me puse de pie y llamé a mi amigo a compartir con él mi emoción, para decirle que finalmente alguien estaba haciendo uso del super 8 para hacer algo más que experimentos sin alma y que por favor me pusiera en contacto con The Macuto Collective. No lo encontré así que decidí desahogarme comentando en el foro. No me sorprendió ver que la mayoría de los foristas no veían la grandeza en el corto y noté además que los muchachos no sólo poseían talento cinematográfico sino que tenían un espíritu beligerante. Se habían echado al festival encima. Durante los meses siguientes fueron siempre el corto más comentado y no pararon de defenderse y acusar la mediocridad de lo que les desagradaba. En mí encontraron un compañero de armas.

Agobiado por la era digital, cansado de la imagen pseudo-perfecta y terriblemente llana del 99% de los cortometrajes que vi en el Notodo Filmfest, asqueado por lo que Lars von Trier denunció a principio de los ochenta como el “cine bien intencionado”, encontré en The Macuto Collective algo que ya casi había dejado de buscar. Ese día nació para mí una nueva esperanza para el celulóide y en los últimos dos años los macuteños me han demostrado que no estaba equivocado.

El Crítico

(Próxima entrega: The Macuto Collective en Madrid)

Nota de la web: Si eres menor de edad debes contar con la aprobación de tus padres para ver el siguiente vídeo.

Comentarios (0)

Escribir comentario

  • como conoci a
  • como conoci a macuto
  • macuto
  • macuto collective
  • cec macuto collective
  • the macuto collective
Publicidad

Últimos comentarios