Publicidad
Lunes, 10 Julio 2017 16:13

My Bloody Valentine - Loveless (1991). Los mejores discos y álbums, reseñados en CEC Música.

Escrito por  Publicado en Discos y álbums

My Bloody Valentine fue una de las bandas más importantes dentro del Shoegazing, un estilo musical que se mantuvo desde fines 80’s hasta principios de los 90’s.

Influenciados por el post-punk, el dream pop o el art rock de bandas como Sonic Youth, The Velvet Underground, The Jesus and Mary Chain y Cocteau Twins, quedaron establecidos como una leyenda del Shoegaze, siendo inspiración e influencia para bandas contemporáneas importantes.

Pese a haber tenido una corta vida (1985-1991), marcaron fuertes tendencias y toda una forma de hacer música que se fundamenta en guitarras distorsionadas y semi-ambientales, con voces femeninas frágiles y melódicas contrapuestas a ambientes extremadamente densos y casi depresivos. Por eso, su guitarrista, Kevin Shields, es también una figura de la época, y es padre del modelo que siguen otras bandas similares como Ride, Lush o Slowdive.

La creación de "Loveless" (su disco más celebre), no fue como la de un disco más, ya que las 200.000 libras que se gastaron (comparable con el "Nevermind" de Nirvana) y la perfección que quería lograr Shields en su sonido, (se habla que el disco trabajaron alrededor 14 ingenieros en sonido y que la banda se sometió a un arduo trabajo de grabación) dejaría consecuencias como la quiebra del sello discográfico y la posterior separación del cuarteto.
 
Describir este disco es bastante difícil, porque es algo realmente nuevo, hasta para los oídos de alguien que gusta regularmente de escuchar música. Parte potentemente con "Only Shallow". Guitarras altamente distorsionadas contrastadas con los susurros de Bilinda  Butcher (guitarrista y cantante), crean una atmósfera que te lleva hacia sensaciones desconocidas. Y así va pasando a través de la potencia ya mencionada.

Una potencia sumamente controlada que encaja perfectamente con experimentación de "Loomer", el ensueño de "To Here Knows When", la melancolía de "Sometimes" y la luminosidad de "Blown a Wish". La combinación de todos estos elementos alcanza de una manera indescriptible el climax con la última canción del disco "Soon". A pesar de evocar mucho a las sensaciones y considerarse en algunos temas, un mero adorno, las letras son un cuento aparte.

Ocultas, misteriosas y multiintepretables intentan dejar un mensaje mucho más profundo que la casi superficial función que a simple vista cumplen en cada una de las canciones del disco. Desde que se separaron los miembros la banda siguieron distintos trayectos hasta que tras años de especulaciones se volvieron a reunir no sólo para dar una serie de conciertos en directo, sino también para publicar nuevo material de estudio.
 

Comentarios (0)

Escribir comentario

  • MY BLOODY VALENTINE
  • LOVELESS
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios