Miércoles, 28 Junio 2017 09:29

"Supertramp": El olvidado primer disco de Supertramp

Escrito por  Publicado en Discos y álbums
Supertramp (album)

Supertramp (album) (Photo credit: Wikipedia)

Si pensamos en Supertramp, rapidamente nos vienen a la cabeza trabajos tan antológicos como "Crime Of The Century", "Even In The Quietest Moments..." o "Breakfast In América" y canciones tan redondas como "Dreamer", "Give A Little Bit" o "The Logical Song" conocidas seguramente por cualquier persona mayor de 30 años minimamente interesada en la música.

Y yo no voy a rebatir nada de eso porque es algo irrefutable...

No obstante, sí me gustaría recordar que Supertramp tardó bastantes años en encontrar la fórmula musical adecuada para que el grupo funcionara a un nivel óptimo de ventas, estando a punto de tirar la toalla en alguna ocasión.

A mí personalmente me gustaría reivindicar un disco de ellos bastante olvidado y que creo que igualmente merece mucho la pena escuchar, quizás en una tesitura algo alejada del sonido clásico de la banda.

Este trabajo se trata del primero que publicaron allá por el año 1970 y que llevaba por título el propio nombre del entonces todavía cuarteto: "Supertramp". Si debemos la existencia de Supertramp a alguien, éste sería el mecenas y millonario holandés Stanley August Miesegaes; pero sin la presencia de compositores de la talla de Roger Hodgson y Rick Davies, esto tampoco hubiera servido de gran ayuda.

Lo importante es que el tal Stanley fue quien empeñó a Rick Davies a formar un conjunto y además se ofreció el mismo a financiar esa aventura musical durante sus primeros años de existencia. Lo primero que hizo Davies fue reclutar a músicos y a través de un anuncio encontró a Roger Hodgson, Richard Palmer y Keith Baker. El conjunto eligió como nombre de pila Daddy.

Al cabo de poco tiempo Baker cedió su puesto a Robert Millar y el nombre del grupo se cambió por el más adecuado Supertramp. Esta sería la formación titular encargada de grabar este primer trabajo de estudio. En él encontramos ciertas peculiaridades que lo diferencian del resto de su discografía. En primer lugar el encargado de escribir las letras fue el guitarrista Richard Palmer.

En segundo lugar Roger Hodgson canta mayoritariamente todas las canciones del álbum y además ejerce de bajista. Por último es el único trabajo de Supertramp que no cuenta con un saxofonista; de hecho poco después de su edición se uniría ya Dave Winthrop como miembro permanente tocando dicho instrumento, que ya sería parte esencial en el sonido del grupo a partir de entonces.

La música corrió a cargo de los dos talentosos compositores de Supertramp, Rick Davies y Roger Hodgson. El primero incorporaba una visión musical más enraizada con el blues o el jazz y el segundo aportaba la vertiente más asequible a través del pop y el rock. Un perfecto equilibrio que en ese álbum ya queda muy patente, sin obviar ese notorio componente progresivo más presente en este trabajo que en otros posteriores.

El resultado es un álbum muy acorde con el espíritu musical de aquella época; es decir algo de psicodelia y sonido progresivo, con momentos de improvisación que alargan la duración de los temas. Pero en el caso de Supertramp todo envuelto bajo un manto más bucólico o pastoral de gran belleza que utiliza como recurso más preciado la melodía por encima de todo.

No en vano podríamos establecer comparaciones con agrupaciones como Traffic, Rare Bird, Procol Harum o Moody Blues hasta cierto punto. El álbum transita por momentos reposados y delicados y otros donde el clímax o el ambiente creado adquiere mucha más importancia que la canción en sí; sin dejar de lado ese trasfondo más movido o rockero en algunas partes.

Sorprende que siendo un primer disco las composiciones ya sean tan cuidadas desde un punto de vista artístico, mostrando una prematura e insólita madurez y también un infinito buen gusto a la hora de añadir texturas o arreglos a todas ellas; además su condición de multinstrumentistas aporta un plus de variedad y colorido a las canciones, lo que enriquece más la propuesta musical del disco en su globalidad.

A pesar de la escasa repercusión obtenida con ese primer lanzamiento el grupo desprende una calidad ya admirable. El álbum se abre y se cierra con el mismo tema, "Surely"; una pieza muy reposada que en su apertura es únicamente cantada y más breve, en comparación a como aparece al final, donde tras la parte vocal hay un silencio y se añade una parte instrumental más desarrollada con la misma base pero cambiando de tono.

Sigue con "It's A Long Road" donde notamos un cierto regusto rock y jazz, sobretodo en la parte improvisada del medio donde Davies adquiere más protagonismo con el órgano muy bien secundado por el bajo de Hodgson a modo de walking. "Aubade And I Am Not Like Other Birds Of Prey" es una pieza predominantemente acústica y a medio tiempo con ese aire bucólico al que me refería.

"Words Unspoken" es un tema reposado con un tono melancólico con un prominente fondo de órgano y una bonita melodía de voz. "Maybe I'm A Beggar" es una canción que va "in crescendo", con un solo de guitarra en su parte central sobre una base más marcada y rítmica que tras llegar a su clímax vuelve a la parte reposada del principio y acaba de un modo algo épico.

"Home Again" es una corta pieza acústica que cierra la cara A del vinilo. "Nothing To Show" es un buena composición de carácter más pop-rock pero con un tempo moderado que incluye una sección más de ambiente ideal para improvisar y alargar en directo. "Shadow Song" es muy pastoral, con un buen juego de voces y un cierto paralelismo con aquellos temas más folk que Genesis solía incluir en sus primeros discos.

Para rematar ya sólo nos queda "Try Again", el tema más extenso con una duración que llega a los 12 minutos; más progresivo quizás, pero que resume muy bien la tónica de todo el álbum, con muchas dinámicas y ambientes distintos que nos remiten al blues, a la psicodelia y hasta a un cierto clasicismo. El resultado es una pieza bien cohesionada gracias en parte a su acertada melodía vocal que ejerce de hilo conductor.



Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

CEC recomienda "Los Sarmientos de la vida", la nueva novela de nuestro colaborador Javier Sedano y Editorial Maluma

En las batallas épicas del bien contra el mal, las legiones de luz siempre han cumplido la misión de proteger a la humanidad, del peligro de las sombras...

¡Ya a la venta en la página web de la Editorial Maluma!

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios

jQuery.ajax({type: 'POST', data: 'option=com_hitscounter&task=gahits&url=%2Fmusica%2Fdiscos-y-albums%2Fsupertramp-el-olvidado-primer-disco-de-supertramp-19632.html&title=%22Supertramp%22%3A+El+olvidado+primer+disco+de+Supertramp&format=raw&1d1b9b70fa549346af05ba8cb97410c8=1'});