Miércoles, 13 Mayo 2015 03:34

Las elecciones del 24 de mayo: ¿qué hacemos: VOTAR O NO VOTAR?

Escrito por  Publicado en Columna de Opinión de CEC

Por fin se acerca el día de las elecciones del 24 de mayo y la pregunta -mejor dicho, las preguntas- son: ¿qué hacer? ¿ir a votar o pasar de votar y mejor irse cañas?

Y la otra cuestión es... ¿Y en caso de ir, a quien votar????

Yo lo tengo bien, bien claro: yo voy a ir a votar de todas todas, además con más ganas que nunca. Ustedes no sé, no tengo ni idea pues todo dependerá de las circunstancias de su pueblo o ciudad donde vivan para que, dependiendo de la gestión anterior, se acerquen con más o menos ganas a las urnas...

Yo soy de Madrid, así que no conozco más que esta ciudad -profundamente- y no puedo aconsejarles, pero sí conozco bien esta gran urbe y sus políticos, por tanto conozco la problemática que me afecta directamente...
 
Por tanto, y en lo referente a la primera pregunta, lo que algunos plantean de no ir a votar lo considero equivocado.
 
Y lo considero equivocado por una causa que es que, cuando uno se niega a participar o reconocer un gobierno u organización, tiene que presentar otra opción ante ello. Otra opción que sea realmente una opción, que de alguna manera sea efectiva o luche contra esa inevitable realidad que es que, lo mires por donde lo mires, según están las cosas, nos guste o no, un gobierno en la ciudad va a seguir habiendo de todas todas...
 
Por tanto, no me vale la opción que apuesta por no ir a las urnas alegando que, salga quien salga, el trabajador, el ciudadano de a pie saldrá sí o sí perdiendo, y aunque esto puede ser cierto, nunca se sabe.
 
La verdad es que lo que sí se sabe a ciencia cierta es que los que llevan gobernando en Madrid la friolera de veintimuchos años -o sea, el PP-, se han cargado la ciudad a un nivel de como si hubiera pasado un huracán en la misma... o incluso más
 
Sí, son tales los desmanes que el Partido Popular ha cometido contra la ciudad de Madrid y, sobre todo, contra la salud y calidad de vida de los ciudadanos, que sería imposible redactarlos en un solo articulo... pero no se preocupen, yo se los resumo así por encima...
 
Se ha especulado a lo bestia, se ha destruído patrimonio, se ha atentado gravemente contra la salud pública y contra el medio ambiente, se ha privatizado el espacio público casi en su totalidad...
 
Se ha mancillado, denigrado y atentado contra los derechos legítimos de los vecinos, se ha perdido calidad de servicios públicos esenciales, se ha penalizado al ciudadano a base de impuestos injustos, se ha monopolizado y capitalizado el modelo económico de ciudad al nivel más salvaje neo-liberal jamás visto, se ha defenestrado a los vecinos que vivían en el centro histórico, se ha especulado con la cultura...
 
¿Continúo? ¿O no es necesario?
 
Puedo seguir, ¿ehhhhhh???!!! Pero... ¿para qué???.
 
Vamos, que una ciudad como Madrid, en tan lamentable estado, necesita de algo más que una manita de pintura, casi necesitaría una reconstrucción entera... Y lo digo con el corazón en la mano, sincero y sin ánimo partidista... tan solo por lo que he vivido...
 
En esta tesitura, ¿qué hacemos? ¿Nos quedamos en casa sin hacer nada absolutamente y sin dar una opción mínima o creíble de cambiar de sistema, dejando que los mismos que han destruído Madrid con su mal gobierno sigan haciéndolo cuatro años más?
¿O nos tiramos a las urnas como locos para evitar que estos que nos gobiernan actualmente y que ya conocemos sigan por la misma linea -o, peor aún, si gana Esperanza Aguirre- y consigamos echarlos y que entre otro a gobernar, el que sea, pero otro, no el PP que es el que ha destrozado la ciudad de Madrid?
 
Ante esto solo queda una opción; salir a votar a muerte, en masa, porque si no... se acabó. Y es necesario que entren otros, pues a los actuales aunque les pidas responsabilidades, descuidad que no te las van a dar, pues así acostumbran a hacer desde hace mucho... Y es que realmente ni pueden darlas, pues ¿¿¿cómo se van a responsabilizar de algo que se niegan a asumir o aceptar???...
 
Vamos, yo voy a votar cojo, con fiebre o con paperas, pero voy, y con la ilusión de que salgan otros, pues si salen otros y continuan haciendo lo mismo o parecido, al menos les podríamos decir a la cara ¡¡OYE TÚ, HIJO DE TU PUÑETERA MADRE, QUE NOS HAS ENGAÑADO Y ESTÁS HACIENDO EXACTAMENTE LO MISMO QUE LOS OTROS...!
 
Pero con una gran diferencia: al menos con estos nuevos estaremos legitimados para decírselo a la cara y ellos, recién llegados, estarán obligados a escuchárnoslo decir: no como los actuales, que hace mucho que gobiernan la ciudad sin poner oídos ni escuchar al ciudadano ni a nadie...

Comentarios (3)
  • e-luminado
    Es maravilloso leer tanto optimismo René. Ojalá las personas pudieran pensar y sentir, como tú, que es posible el cambio.
    Es magnífico ver cómo el sistema se las has ingeniado para darnos la ilusión de la opción. Todo está montado para hacernos creer que tenemos la posibilidad de elegir, que tenemos multitud de opciones y la posibilidad de, democráticamente, elegir a nuestra oligarquía. Pero es un sistema vicioso porque todos los caminos llevan a Roma. No me canso de repetir que en nuestro sistema democrático no hay nada de democrático y que el espejismo de la elección ha sido creado para los imbéciles que somos. Es como lo que ocurre en los productos de la gran distribución. Coge cualquier producto que compres por ejemplo las pizzas congeladas de una marca cualquiera. Esta marca pertenece a un grupo que a su vez tiene las pizzas de otra marca así, en realidad compres la que compres le estarás dando pasta al grupo que tiene todas las marcas. Es así también en política.
    ¿Votar o no votar? Pues todavía no lo sé... pero gracias por tu artículo, lo pensaré detenidamente!
  • Araceli
    Siempre SI a votar. Murió demasiada gente para que les demos la espalda. Si no hay candidatura que guste con un simple voto nulo es suficiente.(mira que digo nulo, no en blanco).
  • Rubio
    Hombre, si yo estuviera en Madrid, también votaría, solo para joder a la Aguirre, que no la soporto. Pero entiende que en otros lados, el panorama es desolador... No hay a quien votar. Y como bien dices, en Madrid tampoco es que lo haya. Solo hay alguien claro a quien votarle en contra.

Escribir comentario

Publicidad

Últimos comentarios